×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Una mirada al mundo
A lo chino con la UAZ
Ricardo González 12-10-2016 15:06 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




La SHCP se ha cobrado a lo chino 136 millones de pesos que dejan a la máxima casa de estudios del estado en una bancarrota, no estamos a finales de Noviembre ni principios de Diciembre donde todos los organismos públicos autónomos o no siempre andan consiguiendo recursos para pagar los aguinaldos, estamos a inicios de Octubre.

No hay ni para pagar la primera quincena de este mes, mucho menos para los aguinaldos y otros compromisos del Contrato Colectivo de Trabajo.

La UAZ se encuentra en una encrucijada: se sienta a esperar a que la rescaten o los universitarios nos preparamos para una reforma estructural, financiera y legal de la Universidad.

Ni todo es corrupción, ni todos son aciertos académicos. Sus programas contribuyen en gran medida al desarrollo integral del estado, sus costos hacen que prácticamente cualquiera que lo desee pueda convertirse en profesionista.

Los comedores, las casas de estudiantes, los apoyos económicos y de transporte que brinda la hacen tener un papel importante en la sociedad zacatecana.

La considerable cantidad de profesores que están inscritos al Sistema Nacional de Investigadores de la SEP, los varios programas académicos que están inscritos al Padrón Nacional de Posgrados de Calidad, los programas que trabajan proyectos en conjunto con el CONACYT.

Pero tan bien debemos valorar el otro lado, los profesores que no educan, los funcionarios que cobran primas de antigüedad que supera su sueldo, los hijos, primos, tíos, sobrinos y demás familiares que laboran en la Universidad y no lo hacen de la mejor manera.

Maestros de tiempo completo que ni están frente a grupo ni están investigando, ni realizando función alguna, sólo cobran ¡y vaya que bien lo hacen!

Maestros que pelean como perros los estímulos y que en la realidad sólo llenaron los requisitos en papel, nunca en el aula.

Primas de antigüedad de casi el millón de pesos. Profesores jubilados y recontratados, que se reintegran al sistema con la fecha con la que ingresaron hace más de treinta años. Hay muchos de esos profesores que son valiosos y el mandarlos a su casa es un desperdicio, pero no pueden regresar con todos sus derechos y prestaciones completas.

En fin, todos los profesores, administrativos y trabajadores de la Universidad debemos mostrar nuestro compromiso e ir siendo conscientes de que muchas de las prestaciones que hemos venido devengando tendrán que ser suprimidas por un bien mayor: la UAZ.

Le pediremos a los alumnos y a la sociedad zacatecana nos apoye y nos comprenda, habrá algunas cosas que ajustar, eliminar o cambiar, pero la tarea sustantiva de la Universidad que es la impartición de clases deberá seguir sin ningún tiento.