×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Necesario erradicar la venta de drogas: Obispo
Víctor Castillo
~
19 de Marzo del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Víctor Castillo / El jerarca pidió no ver a las personas como un mercado.

Se necesita un trabajo conjunto de sociedad e instituciones para lograr que la entidad supere los problemas relacionados con el crimen organizado, situaciones que se deben tratar de erradicar para que la sociedad zacatecana logre un buen crecimiento.

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas, lamentó que en las instituciones educativas se está comerciando con estupefacientes, ya que con esta actividad se ataca a la parte más vulnerable de la sociedad: los niños y jóvenes.

“La situación desde hace tiempo es preocupante porque sabemos bien cómo actúa esta gente, lo que quiere vender es su producto que es la droga sin pensar en el daño que hace, esto significa que hay un deterioro del tejido social donde estas células malignas pretenden hacer cáncer”, agregó.

Noriega Barceló aseguró que el problema es grave, ya que se está tocando a la institución escuela, que es la que alberga a los más vulnerables, que son los niños y jóvenes, lo que calificó como una pérdida de valores.

El obispo de Zacatecas consideró que cuando las personas ven al ser humano como mercado, se deja de respetar a la sociedad, ya que los que comercian con estupefacientes, lo único que quieren es dinero y esta actividad puede llevar al homicidio.

“Ya no se ve a la gente como ser humano sino como mercado, y eso me parece los más delicado y lo más preocupante, porque si lo ves como mercado no vas a respetar a nadie, lo que quieres es vender la droga, tener tu dinerito y al rato vas a matar también, para tener el dinero, una cosa lleva a la otra”, comentó.

El jerarca aseguró que las instituciones educativas están trabajando a fin de luchar contra este mal y sugirió que se debe tener una vigilancia más estrecha en las instituciones educativas, con el apoyo de las autoridades policiacas, a fin de desterrar la venta de enervantes de los centros educativos.