×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Historia documental de Zacatecas
Se formaliza la “Compañía del Panteón de la Purísima”, Sociedad Civil Particular
María Auxilio Maldonado Romero
~
13 de Febrero del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Hasta 1906 el espacio funcionó sin estar constituido legalmente

“En la ciudad de Zacatecas, el 17 de julio de 1906; ante el Notario Público Luis D. Hernández y testigos, comparecieron algunos habitantes de esta ciudad, capaces para obligarse. Y dijeron: que desde el mes de agosto de 1877, formaron una sociedad denominada “Compañía del Panteón de la Purísima”, que ha estado funcionando sin que se haya constituido legalmente por diversas causas.

Habiendo adquirido esta sociedad el terreno en que está construido el citado panteón por cesión que le hizo la Compañía Minera “el Refugio”, entonces propietaria de la hacienda de Bernárdez, a la cual pertenecía el terreno, mismo que se dividió en varios lotes que fueron distribuidos entre las diversas personas que formaron dicha sociedad, pagando su valor, él que ingresó al fondo común y que se invirtió en la construcción, conservación y ornato del referido panteón.

La citada compañía hizo una entrega de quinientos pesos al Hospital Civil de esta ciudad, y el Supremo Gobierno del Estado, en compensación le otorgó a la empresa del panteón, licencia para sepultar cadáveres en el terreno de su propiedad, según consta de la comunicación respectiva expedida por el director del referido hospital.

La compañía fue organizada con un fin filantrópico, para llenar una necesidad, pero a efecto de que conste siempre su existencia legal, han deliberado constituirla.

La administración, dirección y representación de la sociedad, judicial y extrajudicialmente, estará a cargo de un Consejo de Administración, compuesto de tres vocales propietarios y tres suplentes de estos, que serán nombrados en junta general.

Las faltas de los tres primeros serán suplidas por los tres últimos, según el orden de sus nombramientos. El primer vocal asume la calidad de Presidente y el último la de Secretario.

El Consejo de Administración durará en su encargo tres años, pudiendo ser reelectos y en caso de que por algún motivo, cualquiera que fuese, no se pudiere hacer la elección de consejo, o no se pudiere integrar el mismo de vocales que fija esta escritura, continuarán los que queden o el que quede y asumirá todas las facultades que correspondan al mismo consejo, y las resoluciones serán válidas y obligarán en todo tiempo a la sociedad.

Son facultades del Consejo de Administración: Ejercer franca, libre y general administración, judicial y extrajudicialmente, en todos los negocios de la compañía, con facultad especial para entablar y contestar demandas; rendir pruebas, articular y absolver posiciones; recusar con o sin causa; seguir toda clase de juicios civiles y criminales ante los Tribunales de los Estados o de la Federación, bien como actora, reo o tercera opositora, pedir amparo por violación o garantías individuales y hacer cuantas gestiones haría un mandatario con poder amplio, con facultades de conferir poderes generales o especiales, con las facultades que tenga a bien conceder a los apoderados. Se desista de todo derecho, acción, excepción o recurso que hubiere entablado…

Dando fe el Licenciado don Rodolfo Villalpando, habita frente a catedral, número quince.  Rodolfo Villalpando. Juan A. Petit. Luis G. Córdova. F. Macías. Agustín Álvarez. B. G. Gordoa. R. Villalpando. J. Luis del Hoyo. Manuel Soto. M. Hierro. Bernabé G. del Valle. Julio Escobedo. R. Villalpando. N. Espinoza. I. López Ortiz. M. Aguirre. (Rúbricas)”.

Luis D. Hernández. Notario Público.

AHEZ. Fondo: Notarías Siglos XIX-XX. Serie: Luis D. Hernández. Caja: 6. Tomo: 1. Año: 1906.

*Directora del Archivo Histórico del Estado de Zacatecas.