El Runrún: Terror y violencia en el PRD