×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Velódromo se ha convertido en una carga: Incufidez
Noé Marín 21-01-2018 05:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Noé Marín / Platicaron que poca gente en Zacatecas entrena ciclismo de pista.

Sin la aprobación de la Comisión Nacional del Deporte (Conade), con deterioros por el vandalismo y abandonado por los ciclistas, el velódromo de Zacatecas se convirtió en una carga para el Incufidez, debido a que no deja ingresos y requiere una gran inversión.


El proyecto se inauguró el 4 de septiembre del 2015 y tuvo una inversión de 40 millones de pesos para la construcción de una pista olímpica de 2 mil 88 metros cuadrados; desde entonces ha sido  un elefante blanco  para el deporte de la entidad.


Pese a que se proyectó como un espacio para atletas de alto rendimiento, el lugar ahora luce vacío y, según la versión  del único trabajador que hay, la afluencia de ciclistas en la pista es de forma esporádica, pero hay días que no se usa.


Tras más de dos años de su inauguración, las instalaciones de talla internacional  sólo se utiliza en dos eventos deportivos: los selectivos estatales y un torneo  que organizaron  los ciclistas que usan la pista.


El velódromo muestra los estragos de la falta de mantenimiento y el vandalismo, algunas estructuras de madera fueron destrozadas y otras tienen daños por el agua que se acumula cada temporada de lluvias en la base de la pista.


Además, la madera de los carriles, el concreto y las puertas están repletos de grafitis, por lo que algunas partes fueron aseguradas con alambre de púas.  


Adolfo Márquez Vera, director del Instituto de Cultura Física y Deporte del Estado de Zacatecas (Incufidez), dijo que este espacio es casi obsoleto para el deporte de la entidad, debido a que menos de 10 ciclistas se beneficiaron con su construcción.  


La anterior administración, informó,  recibió 40 notificaciones de la Conade, donde se les advirtió y negó el documento de factibilidad para la construcción.


Señaló que el velódromo se convirtió en una carga para el instituto, debido a que ahora requiere de al menos 2 millones 800 mil pesos para techarlo y la inversión no se ha aplicado.