×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Handicap Presidencial
Indestructible Peje, aguanta; tricolores y albicelestes, listos
Alejo Garmendia
~
15 de Enero del 2018 12:22 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Que Posesión tome este Handicap bajo su manto y proteja a caballos, jinetes entrenadores y aficionados.

Como cada seis años ya se abrió la temporada de carreras en el Hipódromo Nacional. El Dueño del Hipódromo empezó a gritar órdenes; las caballerizas hicieron pedidos extra de pasturas, los entrenadores prepararon sus mejores estrategias y todo quedó listo para este Handicap Presidencial 2018.

Que Poseidón, el dios que creó a los caballos tome este Handicap bajo su manto y proteja a caballos, jinetes entrenadores y aficionados.

Que el Instituto Nacional Equino INE, árbitro de carrera actúe con firmeza y justicia.

Los conocedores piensan que esta será una carrera nunca vista por el nivel de violencia que se puede ver en las pistas. En las últimas épocas en todas las cuadras hay caballos de sangre muy caliente que aprovechan la carrera para cocear y morder a los otros equinos y eso provoca que también las tribunas haya enfrentamientos serios.

Aunque será allá a mediados de febrero cuando oficialmente arranque el Handicap, ya las cuadras tienen a sus caballos en la pista y los traen exhibiéndolos a marchas forzadas. Les urge que los aficionados los conozcan, los evalúen, estén listos para apostar por ellos allá el primero de julio.

El único ejemplar que se mantiene en las pistas y que cumple con este Handicap, 18 años de galopar sin descanso es Indestructible Peje que hoy es ya un caballo viejo con serios problemas de salud cerca de la cruz, con fallas cardíacas, con los cascos muy maltratados y con los restos que deja esa enfermedad que siempre ha padecido, la encefalitis equina.

Como siempre, galopa acompañado de su inseparable yegua, La Impunidá que lo acompañó en los dos Handicap anteriores y ahora la novedad es que ya no corre con los colores de la cuadra de El Sol, sino bajo una nueva cuadra hecha especialmente para él, Morena la que se le ha unido la cuadra de Los Trabajadores.

Indestructible Peje es hoy por hoy el caballo que tiene mejores tiempos y si la meta estuviera ya puesta, él ganaría la carrera, ya que tiene la ventaja de estar entrenando desde muchos años y ya  aprendió a galopar por todos los rincones de la pista y hasta de repente trota bien por el carril de la extrema derecha; se lleva bien con los aficionados de las tribunas VIP y mantiene la adoración en las tribunas populares.

La cuadra Tricolor hizo lo impensable. Modificó sus reglas para permitir que puedan competir con sus colores, caballos por cuyas venas no corre sangre tricolor, ejemplares que demuestren capacidad de triunfo aunque no hayan sido manejados por los entrenadores tricolores.

El problema es que la sangre tricolor está degenerada. O por los alimentos, o por la consanguinidad o porque años de mal entrenamiento ya provocaron mutaciones indeseables. Lo cierto es que  muchos de los caballos de esta cuadra, se brincan las trancas, se comen la pastura ajena, no responden a la rienda y algunos hasta nacen con una mancha en la frente que parece antifaz. Todas estas desviaciones han molestado mucho a la afición y está rechazando a los caballos tricolores a tal grado que sólo con que los aficionados detecten alguna gota de sangre tricolor en un caballo, le retiran las apuestas.

Por eso en la Tricolor eligieron para este Handicap a un caballo que ni nació ni se crio en los potreros tricolores; más aún, que no fue manejado por entrenadores de esta cuadra.

Se trata de un ejemplar en plenitud física, en la flor de la edad, de muy buen carácter, entrenado en escuelas del extranjero, que se le ve bien en manada y que lo mismo galopa en los campos petroleros que en los difíciles potreros ejidales o en las pistas del exterior aunque donde mejor se le ve es los amplios valles hacendarios.

Es un Cuarto de Milla clásico por alzada, por su rapidez y por su buen carácter aunque trae sangre del Apaloosa con manchas moteadas en algunas partes. En el Stud Book de la cuadra Tricolor, que es el libro donde se registran todos los antecedentes de los caballos que nacen y ahora, que corren en esa cuadra, este caballo está registrado como Only Citizen.

Aunque es la primera ocasión que está en la pista de carreras no se ha visto mal; trae buena velocidad, buena resistencia, gusta en las tribunas, pero es evidente que se le dificulta galopar en pista lodosa, que tiene tendencia a derivar hacia la derecha de la pista y que hay dudas sobre su comportamiento a la hora de que haya coces y mordidas en la carrera.

Correrá apoyado por las cuadras Tricolor, la del Tucán, la Ciudadana y la Magisterial.

En la cuadra Albiceleste se produjo una profunda división debido a que surgió un pony muy agresivo que no respeta puertas, ni rejas, ni nada; que galopa solo con freno de castigo para poderlo controlar y que de un día a otro atropelló al resto de los ejemplares de esa cuadra y a los de la cuadra de El Sol que se les unió, se llevó entre la patas a varios entrenadores y se abrió paso hasta la pista.

Será el ejemplar que corra este Handicap por la cuadra Albiceleste en cuyo stud book está registrado como The Ambitious Blue. Este pony es un clásico caballo lodero que no conoce obstáculos y que se siente cómodo en los ambientes coces y mordidas.

Sin duda tiene posibilidades de ganar el Handicap y podría ser la chica de esta edición.

También por primera ocasión en un Handicap se permitirá competir a ejemplares que no están registrados en una cuadra. Para estar en la pista necesitan que los avalen las firmas de miles de aficionados y por lo pronto los que se ven con posibilidades son, un caballo cerrero conocido como El Bronco y una yegua con sangre albiceleste por las venas, que hizo corrida con un  semental azul que ganó el Handicap anterior, Little Bit y a la que The Ambitious Blue sacó a coces de la cuadra Albiceleste. Se llama The Good Wife.