×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Sin tantita pena
Rafael Flores Mendoza
~
12 de Enero del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




En los deportes suelen hacer cambios completos de plantilla cuan do los resultados positivos no aparecen. Una suerte de “borrón y cuenta nueva” como se dice coloquialmente para enderezar el barco.

Pero si hablamos de gobiernos las cosas toman un significado muy diferente. El equipo de la administración de Peña Nieto ha sufrido ese cambio de plantilla, sólo que por las formas y los tiempos, salen a la luz sospechas desalentadoras para el pueblo mexicano. En los últimos 40 días se ha sustituido a casi una decena de Secretarios de Estado, es decir,  a los jefes de las dependencias que dirigien los rumbos del país.

Hacienda, PEMEX, Gobernación, Trabajo, Desarrollo Social, entre otros, son los sectores de mayor relevancia en términos de control y planeación para el desarrollo de México. Sin embargo, lejos de que ésto sea una señal de querer corregir los errores que se tuvieron durante todo un sexenio, es la muestra inequívoca de que el PRI desde el gobierno buscará mantener el poder a como dé lugar, cueste lo que cueste, por la ejecución de una elección de Estado, donde se aplicarán esas mismas practicas que humillan a los más necesitados, donde se degrada al vulnerable a costa de dádivas miserables y promesas que jamás habrán de cumplirse a cambio de su voto.

Me parece cínica la manera en que se están organizando en el PRI. Ejemplos tan burdos como Osorio Chong en busca de un escaño, Navarrete Prida enviado a hacerle la tarea al partido desde los Pinos, o el movimiento más notorio como lo es Eviel Pérez Magañana a la SEDESOL, cuando es bien sabida su trayectoria como operador político del PRI coordinando campañas. Ahora se entiende por qué el propio Meade lo nombró subsecretario en SEDESOL en 2016: tenía que aprender los tejes y manejes de una dependencia que ha facilitado al gobierno y a su partido estafar a los mexicanos a diestra y siniestra. Basta recordar la investigación de Hacienda por el mega fraude de PEMEX y SEDESOL en la famosa Estafa Maestra.

De modo que si observamos el panorama completo, caemos en la conclusión que una vez más nos estaremos enfrentando a una maquinaria descomunal, cuyo único y verdadero interés es retener el poder sin importarle la pobreza, la inseguridad, la insalubridad, la falta de educación y la falta de desarrollo de los mexicanos