×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



La Era Trump
Trump promete a Noruega aviones de 'Call of Duty'
Excélsior 11-01-2018 14:46 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / El mandatario leyó un comunicado y parece que combinó la cifra de 52 aviones con la "F".

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante la rueda de prensa, realizada este miércoles, con la primera ministra de Noruega, el presidente Donald Trump anunció la entrega de aviones de combate F-52.

Con dichas naves, fabricadas en Estados Unidos, se comprometía a ayudar a proteger la soberanía del país frente a Rusia, fuente de creciente tensión entre los aliados de la OTAN.

Pero, ¿de verdad es un avión tan avanzado y capaz de vencer a sus contrapartes rusos? o ¿un ardid para engañar a los analistas de inteligencia?

Las preguntas se la hicieron los presentes y muchos medios de comunicación, entre ellos The Washington Post, ya que dicha aeronave es de ficción y únicamente está disponible en el videojuego "Call of Duty: Advanced Warfare".

“En noviembre comenzamos a entregar los primeros aviones de combate F-52 y F-35", dijo Trump.

“Tenemos un total de 52 y ya han entregado varios de ellos un poco antes de lo previsto".

El mandatario leyó un comunicado y parece que combinó la cifra de 52 aviones con la "F" asignada a las aeronaves de combate en el inventario.

Lockheed Martin, de la compañía de defensa que produce el avión real, explicó en un comunicado que el gobierno noruego autorizó hasta ahora el financiamiento de 40 F-35, y aceptó la entrega de 10 hasta la fecha.

Tres llegaron a la Base Aérea de Ørland en noviembre, señaló por su parte la portavoz Carolyn Nelson.

Eso sí, la compañía no dijo si tenía un programa para F-52 en desarrollo.

El F-35 es el avión más avanzado del inventario estadunidense, lleno de sensores y cargado de tecnología.

Está realizado para derrotar a otros aviones, pero también para proporcionar apoyo aéreo cercano a las tropas en el terreno, dar vigilancia vital y realizar ataques de guerra electrónica.

Noruega, que comparte una frontera marítima y terrestre con Rusia, confió en Washington para reforzar su defensa frente a la tensión en Europa después de la incursión de Rusia en Ucrania 2014, que siguió a la anexión de Crimea.

El Departamento de Estado aprobó una posible venta de 60 misiles guiados aire-aire en noviembre.

Esos misiles son compatibles con el F-35, que reemplazará las envejecidas reservas de F-16 de Noruega.