Mi delito... vengarnos 
×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Historias de Lobos
Mi delito... vengarnos
Ivonne Nava García
~
10 de Diciembre del 2017 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




En las comunidades, los pleitos entre familias provocan situaciones conflictivas que pueden llegar a ser muy graves, incluso a provocar decesos, familias separadas ya sea porque quien se involucró huyó o fue detenido y trascienden de generación en generación.

En esta historia, un hombre que ya había estado en la cárcel por matar a otro sujeto, después de su sentencia regresa a su pueblo y nuevamente es confrontado por los miembros de la familia rival, terminando nuevamente en la cárcel acusado de homicidio.


Nos molestaron

Estábamos mi hermano y yo parados en la puerta de la lonchería de la señora y en eso pasa este hombre con su yerno en la camioneta gris y nos gritan a mí y a mi hermano: ‘quihubo’ canijos ahora sí, no que son muy fregones vamos a ver quién es quién.


Yo me arrimé y le dije a este hombre “qué traes” y me respondió “yo los mato a la hora que yo quiera, yo mando a traer a la federal y al Ejército para que vean que conmigo no pueden”. 
 Yo le dije ya déjanos en paz, que todavía no llenas, entiende que por tu culpa me quedé en la cárcel.


 Me contestó, conmigo no pelan, entonces yo le di una patada y se regresó para la puerta de la camioneta y sacó una pistola y yo corrí para el otro lado de la camioneta porque él me apuntaba con la pistola.


 Cuando corrí, me puse atrás de su yerno, entonces este hombre disparó y le pegó el tiro a su yerno, ya de ahí yo corrí a la camioneta donde estaba mi hermano.


 Todavía cuando estaba adentro de la camioneta llegó este hombre, aventándome más balazos a mí y a mi hermano, prendí la camioneta y me fui para el rancho y ya no me di cuenta de nada, esto es porque desde tiempo atrás, han existido rencillas entre mi familia y la familia de este hombre, situación que ya está resuelta.


 Luego yo me fui a trabajar a Guadalajara, no me fui huyendo, pero si seguía en el rancho todo iba a continuar, yo estuve trabajando todo este tiempo. 


 Estuve allá comercializando, comprando y vendiendo productos del campo, nunca en todo este tiempo me metí en problemas, pero uno extraña a su tierra y a su gente, sobre todo a la familia. Sí, venía a verlos, cuando me detuvieron yo ya tenía aquí unos días.


 Llegaron cuatro judiciales en una patrulla, llegaron sin presentarse utilizando armas largas, sin mostrar ningún papel, dejaron la camioneta toda balaceada.


 A mí me hirieron y ellos mismos me subieron a la patrulla y me llevaron a Pozo de Gamboa a una ambulancia que me trajo a un hospital. Ahí duré ocho días. Yo tengo una cicatriz en la espalda junto al omóplato de ese disparo. 


La versión del contrario
Yo venía con mi yerno, andábamos buscando a un compa, pero no lo encontramos, luego fuimos a la caseta de teléfono, ahí se nos emparejó una camioneta y me fijé que alguien se asomaba de la camioneta.


 Le dije a mi yerno que quiénes eran esos que nos veían siguiendo y me dijo sin fijarse bien que eran con los que teníamos pleito. Nos seguimos hasta la caseta donde está un arriate y en eso me bajé de la camioneta. 


 Me fijo que ya estaban éstos a un lado mío y me fijo que uno traía una metralleta en color negro.
 Me dijo ¿Que polvaderas fuistes a hacer a Zacatecas?, y le dije ¿Qué?, y me respondió, qué fuiste a decir a Zacatecas que yo andaba en medio.


 Le dije yo ni siquiera supe y yo ni siquiera andaba ahí y luego me comentó que me iba a llevar la fregada. Yo le dije yo ni supe, yo ni mencione nada, ni siquiera, andaba ahí. 


 En eso oigo a su hermano que le grita “ya pártele su madre a este hijo de la fregada o presta” y trató de quitarle el arma jalándosela y en eso escucho que se hace un disparo. 


 Pero al mismo momento él me tiró una guantada siendo con la mano izquierda, él me pegó en la mejilla derecha, luego me dio una patada en la pierna del lado derecho y luego me dio otra en la izquierda. 


 Yo me le fui encima queriéndolo agarrar, pero no supe si le tiré el golpe o no. Yo traté de quitarle el arma y en eso tiró otra vez un disparo, pero no me apuntaba a mí, sólo le salió el tiro. 


 Se fue a su camioneta en la cual iban tres personas más y ya ahí volvieron a tirar otros dos disparos más, pero no sé quién disparó. 


 Yo me había parado en un poste, cuando vi que se fueron me regresé a mi camioneta y fue cuando me di cuenta que, mi yerno estaba tirado en el suelo del lado derecho del vehículo, en eso, veo que estaba todo lleno de sangre.Me acerqué, le hablé. Pero ya no me contestaba, yo creo que ya había fallecido.

Problemas diversos

A nosotros siempre nos han acusado de todo, que, de robar camiones de materiales, camiones de chile, de andar siempre armados, todo eso no es verdad, yo estoy aquí preso, pero yo no lo maté.
Eso fue porque su suegro disparó y le dio a su yerno, como una metralleta iba a tirar balazos de uno en uno, ahí luego, luego se les cacha la mentira. 


 Que analicen bien las cosas. Ya había estado sentenciado a 10 años por otro homicidio del mismo problema, pero me redujeron la pena a tres porque realicé mucho trabajo. Esa familia y la nuestra siempre hemos tenido problemas, primero por las tierras, luego por los animales. Luego nomás, porque se vienen arrastrando los rencores. 


Sí teníamos problemas con la otra familia, yo ya había matado a otro, ellos también nos habían matado a mi hermano, por eso yo lo maté. Pero ahí se iba la cosa matándonos unos a otros. Eso no quiero que se pase a mis hijos, ni son sus problemas y no quiero que luego se vayan a andar matando los hijos.


La primera vez que me encerraron trabajaba como intendente y me portaba muy bien y así fueron los beneficios. Ahora me dieron ocho años. Igual trabajando ojalá pueda salir rápido.

 

Regresó por la familia  
De cuando pasó eso, a ahora que me agarraron, pasaron casi 10 años, pero a uno le duele su gente y su tierra. Iba y venía. Me la pasaba entre Guadalajara vendiendo y comprando productos del campo y Estados Unidos. Mis padres son gente de campo de más de 70 años, fuimos 11 hermanos. 


Estoy casado desde hace 20 años, tuve hijos, pero con el ir y venir tuve una relación extramarital y ahí tuve otros dos hijos.


Mi esposa sí sabe de esta mujer, pero no lo ve mal, yo me fui a Guadalajara y allá la conocí, mi familia, la legítima, se quedó aquí, yo venía a verlos cuando se podía. Ahora que estoy encerrado me viene a visitar la otra, éste no es lugar para la esposa. 


Venganza

La venganza consiste en el desquite contra una persona o grupo en respuesta a una mala acción percibida.
w Vengarse se interpreta como “equilibrar la balanza”, y ello tiene como consecuencia que muchos aspectos de la venganza se asemejen al concepto de justicia, haciendo que la diferencia entre los conceptos de venganza y justicia puedan parecer difusos.


La venganza persigue un objetivo injurioso antes que reparador. Consiste en forzar a quien haya hecho algo malo en sufrir el mismo dolor que él infringió, o asegurarse de que esta persona o grupo no volverá a cometer dichos daños otra vez. Muchos creen que la venganza es un acto que causa placer a quien la efectúa, aunque otros consideran que no es placer lo que se siente, sino que es la sensación del restablecimiento de la salud del que se venga, ya que la venganza traslada el daño de la víctima hacia el atacante, lo que hace que la víctima se libere de aquella “molestia”, acontecimiento el cual, al interpretarlo de manera incorrecta es llamado placer. *Wikipedia.