×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



El Recreo
La legitimidad sí importa
J. Luis Medina Lizalde 07-12-2017 00:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




La 62 Legislatura del estado de Zacatecas cerró  su ciclo con el acto más trascendente de todos los años, la aprobación del paquete económico compuesto de la Ley de Ingresos y del presupuesto de Egresos,  de aquí en delante entra en su fase declinante pues el proceso electoral borrará a los diputados del la faz de los medios  y muy pronto los suplentes llegarán a empaparse de una rutina sin sobresaltos mayores, lamentablemente, el cierre virtual de su ciclo histórico fue sin lustre, con el madruguete operado el 5 de diciembre ratificó su condición subordinada y la ausencia de sentido de la legitimidad que se apodera de esta irónicamente  llamada “Soberanía popular”.

Las fracciones opositoras  de Morena, PRD Y  PT y la diputada Iris Aguirre de Encuentro Social, carecieron del tiempo para elaborar una propuesta alternativa de presupuesto susceptible de ingresar al proceso legislativo conforme al formato de  voto particular que en el seno de la  Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública tendría su institucional conducto en el diputado perredista, Santiago Domínguez  y después entrar a la etapa de las “reservas” sobre aspectos particulares para debate y votación en la sesión plenaria, donde  los once integrantes del bloque opositor  se repartieran la tarea, dando pié a la discusión pública de las visiones allí representadas.

Hay que decirlo, de haberse permitido este ejercicio, el resultado no hubiera cambiado, pues el Gobierno del Estado tiene el control absoluto de 16 diputados, once del PRI, tres  del PVEM y dos del PANAL, equivalentes a la mitad más uno de la Legislatura, con lo que no necesitan a nadie más para completar el quórum y para aprobar lo que se propongan, lo que significa que en estos menesteres, el apoyo del PAN es una especie de “por sí las dudas”.

El burdo apresuramiento dañó el único modo de legitimación de la aprobación del paquete económico al alcance de los diputados: la deliberación pública en torno al mismo de las diversas ideologías allí representadas,  ya que la dependencia del Poder Legislativo respecto al Ejecutivo es en ese tema más contundente que en cualquier otro debido a que la confección de la propuesta  de ingresos y de egresos reclama la disponibilidad de información y de personal  especializado que sólo el Gobierno tiene, circunstancia que determina que el gobierno del estado sea juez y parte al mismo tiempo ya que es  personal a sus órdenes el que confecciona lo que se turna a la Legislatura como paquete económico y el que confecciona el dictamen de esa misma propuesta y que es sometida a discusión y aprobación a la Comisión de Presupuesto ampliamente controlada por los afines al gobierno  (Morena, PT  y Encuentro Social no están  allí representados).

Juez y parte en acción

La falta de especialistas en asuntos hacendarios y de presupuesto en el Congreso local  obligó a los opositores a la búsqueda de asesores externos, profesionistas y académicos que para hacer su aportación  necesitaban del máximo tiempo legal disponible, la mezquindad no lo hizo posible, en el camino quedaron debidamente consensuados temas como la eliminación de lo destinado a herramientas legislativas y el uso de esos recursos en el fortalecimiento de la prevención del delito así como el acotamiento y reglamentación del cuantioso fondo para “estímulos” discrecionales, el desaseo y la prisa sembró dudas en torno a fondos ocultos en los anexos correspondientes para fines de manipulación electoral.

La indiferencia por la Legitimidad del Poder Legislativo es signo de atraso político,  el público de los medios es testigo de que los defensores del madruguete decían con todas sus letras que hacía diecisiete días que los diputados recibieron en disco compacto la propuesta de paquete económico como si eso fuera argumento a favor de precipitar el desenlace, sin darse cuenta que quién desprecia la legitimación de sus actos y decisiones deprecia el sentir colectivo, los voceros informales del bloque oficialista eso hicieron sentir una y otra vez.

Ego satisfecho a costa de otros egos

Lo sorprendente del caso, es que  los integrantes  del bloque oficialista no reparen  en el balconeo implacable al que fueron  expuestos  por la indiscreción espontánea o deliberada del contador Jorge Miranda, al ser el primero que anticipó la fecha del  5 de Diciembre como la de la aprobación del Paquete Económico, como  luciendo  ser  el poderoso factor de Poder que tiene a su disposición a la “H Soberanía popular”, como se llama al Poder que no puede y no quiere poder.

Un Poder Legislativo sin legitimidad es un Poder entre comillas y esa es pésima noticia para el pueblo al que representa.

Del Poder Legislativo depende la calidad democrática y la fortaleza del estado.