×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Cada quien su grito
Jaime Santoyo Castro 18-09-2017 00:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




El pasado viernes, los mexicanos festejamos el 207 aniversario del inicio de la lucha de Independencia, haciendo eco del grito de Dolores. 
Esta es una fecha oportuna para recordar las circunstancias del México de 1810, en que éramos una colonia de la corona española; los mexicanos prácticamente éramos tratados como esclavos, con una marcada diferencia de clases; había una generalizada injusticia e inequidad, pobreza, analfabetismo, condiciones indignas de trabajo, no había acceso a la educación ni a los servicios de salud y ni pensar en democracia. Debido a éstas circunstancias, se había acumulado en los mexicanos un anhelo de justicia, de independencia y de libertad, que bien lo resume Morelos en el documento conocido como Sentimientos de la Nación, documento que plasma la forma en la que debería de funcionar el México independiente. 
Los Sentimientos de la Nación contemplan  entre otros puntos la Independencia de México, el 16 de septiembre de aniversario de la Independencia, la religión católica como única, establece el 12 de diciembre como día de la Virgen de Guadalupe, respeto a la propiedad,  abolición de castas y tributos, y la confiscación de bienes a los españoles.
Destaca el contenido del artículo 12, que señala: “Que como la buena Ley es superior a todo hombre, las que dicte nuestro Congreso deben ser tales que obliguen a constancia y patriotismo, moderen la opulencia y la indigencia, y de tal suerte se aumente el jornal del pobre, que mejore sus costumbres, alejando la ignorancia, la rapiña y el hurto”.
  Estas circunstancias unieron a los diversos sectores de mexicanos a empuñar las armas. A luchar por la independencia y la libertad. Hidalgo, Morelos, Josefa Ortiz de Domínguez, Aldama, Jiménez, Víctor Rosales, y una gran cantidad de mexicanos valientes dieron su vida por esos ideales, y son los que recordamos cada aniversario de la independencia. Este día nos resurge la mexicanidad, y nos reunimos para celebrar el grito, cada quien con su propio grito.
Ciertamente en la actualidad no podemos decir que las injusticias y las inequidades, han terminado, o que ya podemos vivir tranquilos, porque otras circunstancias se han apoderado de la vida de los mexicanos, y son aquellas que tiene que ver con la corrupción, con la inseguridad, con la falta de oportunidades de empleo, etc. 
En esa virtud, el grito ahora no es de independencia, pero es de “Alto a la corrupción y a la impunidad”, “Castigo a quienes abusan en el uso del poder y de los recursos públicos”, “Seguridad y paz”, “Oportunidades de empleo”, “Igualdad de género, “Alto al acoso y a los feminicidios”, pero todos coincidimos, esos sí, en el grito de ¡¡¡ Viva México !!!