×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Salas de urgencia, espacios de desesperación
Noé Marín
~
21 de Agosto del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Valeria Rodríguez / Mientras esperan, algunos usan las bancas como camas.
Valeria Rodríguez / Los pacientes pueden llegar a esperar de dos a tres horas a que se les brinde atención urgente.

Las áreas de urgencia son un espacio de desesperación para los pacientes y sus familiares: deben esperar más de tres horas para recibir atención médica; cada día llegan alrededor de 100 personas a las clínicas de la capital.

En la sala de espera de Urgencias del hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social los pacientes deben esperar hasta tres horas a recibir atención médica, dependiendo de la gravedad de su caso y de la cantidad de atenciones pendientes.

En fin de semana llegan alrededor de 100 pacientes por día y solo hay dos doctores para valorar, diagnósticas, curar y, de ser posible, dar de alta a los heridos; ocho enfermeras los asisten.

Los familiares de algunos pacientes dijeron que el tiempo para ser atendidos depende de la suerte: algunas veces la atención es inmediata y otras los enfermos deben aguantar horas en la sala de espera.  

Casi en la entrada de las instalaciones se exhibe un letrero que especifica el tiempo de espera de los pacientes de acuerdo a su gravedad: Reanimación, Emergencia, Urgencia, Urgencia menor y No urgente.

En los primeros dos, la atención debe ser inmediata; en el tercero, tardar máximo 30 minutos; en el cuarto, dos horas, y tres horas, en el último. La valoración de la gravedad del paciente la realiza un médico al momento de su ingreso.

Una trabajadora del hospital dijo que estos lapsos se cumplen  en medida de lo posible, pero hay días en que es inevitable no excederlo; además, ya solo se permite que el paciente ingrese a consulta con un familiar, pues la sala se saturaba.

En el Hospital General, a cargo de la Secretaría de Salud de Zacatecas y ubicado a la salida de la capital, el tiempo de espera se divide en Emergencias, Urgencias médicas y Patologías calificadas, donde el rango de espera va desde los 15 minutos hasta una hora.

Para los pacientes que sufren de un infarto, la pérdida de conciencia, envenenamiento, convulsiones o  se estén desangrando el tiempo de respuesta máximo es 15 minutos; para quienes padecen quemaduras leves, problemas para respirar y fracturas, de media hora.

En la sala, algunas personas de la tercera edad dijeron tener hasta dos horas esperando para recibir atención, debido a que su enfermedad no fue calificada como grave y el tiempo de espera es de 31 minutos a una hora.

“Con la finalidad de no hacerle esperar, le sugerimos solicite atención en su Centro de Salud; si desea atención por urgencias deberá pagar la consulta y esperar disponibilidad medica”, dice un anuncio en la sala.

Las bancas de la sala son utilizadas para dormir por algunas personas que tienen un largo periodo en la espera de sus familiares.

El médico Refugio Palomas Pasillas informó que había solo dos doctores y ocho enfermeras atendiendo a los pacientes;  al día se atienden cerca de 70 heridos y la mayoría son clasificados en Urgencias médicas.

Añadió que, aunque se busca ofrecer el servicio lo más rápido posible, es inevitable no hacer esperar a los pacientes más del tiempo máximo especificado.