×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



De mis apuntes
Los fresnillenses escriben su propia historia
Carlos López Gámez 11-08-2017 19:49 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Imagen / La AFEHYAC ha realizado foros de historia.

En las complicadas andanzas del laberinto de la investigación, en la búsqueda incansable para encontrar las necesarias y obligadas evidencias o testimonios creíbles que abunden tanto en orígenes como raíces y desarrollo de este pueblo, tan solo hemos encontrado algunas dispersas e incompletas referencias históricas. 


Por otra parte también nos enteramos que ningún escribano, amanuense o cronista, al servicio del imperio español llevó un registro completo y pormenorizado de sus incursiones por este territorio. Lo que de ellos hemos leído tan solo abunda a favor de sus propios intereses y conveniencias. Magnifican y hasta glorifican a los principales de la conquistas y hasta les arrojan incienso para resaltar sus correrías por estas tierras. Todo a su manera.


Se observan con claridad que ellos tan solo escriban a favor de su emperador o contratante. Lo demás no les importaba. 


La historia (lo he escuchado por todos lados) la escriben los vencedores. 


Ante la notoria ausencia de fuentes informativas de esta ciudad y credibilidad evidentemente, la historiografía local se sustenta totalmente en innumerables y dispersas citas que circunstancial o premeditadamente, han estado apareciendo en escritos cuyos autores narran sucesos supuestamente ocurridos en otras regiones, pero no precisamente Fresnillo. 


Fue hasta mediados del siglo pasado cuando empezó a fluir más información, provenía de diversos archivos. Lo anterior obligaba a los investigadores a darle seguimiento apropiado. Se trataba nada menos saber un poco del pueblo minero. 


Así nos enteramos que desde sus imprecisos orígenes, este lugar se ha desarrollado sin orden y ninguna planeación. Fresnillo, por otra parte, siempre ha sido: un sitio de paso. La historia lo corrobora plenamente con infinidad de ejemplos a la vista. 


Fue hasta hace unos 50 años cuando un grupo de ciudadanos fresnillenses decidieron profundizar investigaciones en las fuentes informativas que empezaron a surgir sorpresivamente. Conforme se avanzaba brotaron las evidencias que vinieron a corregir hasta algunas anotaciones de la historia local. Así cayeron mitos y leyendas sobre el origen de la ciudad. 


Después de analizar cada testimonio que diera más luz a la búsqueda encontramos y lo comprobamos de manera contundente: “en Fresnillo quienes han escrito su propia historia han sido los propios fresnillenses, nativos o residentes”. Los escribanos quedaron en evidencia. 


Por esa razón nos diferenciamos de otros lugares, porque aquí los propios protagonistas del avance o retroceso de la comunidad, han sido sus propios habitantes. Es la fuente de información más fidedigna que se pueda encontrar porque narran sus propios y personales esfuerzos y trabajo continuo. 


En la actualidad, por fortuna nuestros cronistas, escritores, investigadores e historiadores con pasión y sobre todo la responsabilidad, se dan a la tarea de rescatar las páginas sueltas de la historia para ir armando la microhistoria de Fresnillo. 


Estoy seguro que nuestra propia gente jamás incurrirá en la palabrería rebuscada, atiborrada de lisonjas, entreguismo o servilismo para resaltar sucesos ocurridos en nuestra ciudad como lo hacían generosamente los escribanos, amanuenses y cronistas de la corona española. Estos tan solo magnificaban lo que los conquistadores realizaban en el territorio invadido. Ocultan siempre la verdad. 


La historia de Fresnillo, su propia historia, la escriben los fresnillenses con sus hechos. Su entrega y perseverancia ha sido siempre la herramienta utilizada para consolidar los cimientos donde descansa el desarrollo y evolución de la tierra que los vio nacer o les abrió las puertas para construir un futuro más halagador. Creer en sí mismo y querer al terruño es la única razón de la existencia. 


En nuestros tiempos, por fortuna lo que hace años iniciara la Asociación Fresnillense de Estudios Históricos y Actividades Culturales (AFEHYAC), es continuada por diversos grupos integrados por jóvenes profesionistas en arqueología, antropología, doctores en historia, maestros, escritores, poetas y un conjunto de entusiastas seguidores. Ellos han estado publicando sus investigaciones, incluso las han dado a conocer en foros de historia. 


De las recientes agrupaciones que han surgido en Fresnillo se puede mencionar a la Asociación Amigos de Fresnillo, cuyo coordinador general es el señor Lorenzo Rivas Valle. Su domicilio social está ubicado en el segundo nivel del edifico San Lorenzo, esquina Sor Juan Inés de la Cruz e Hidalgo, en el corazón del Centro Histórico de Fresnillo. 


Esta agrupación cuenta con biblioteca cuyo acervo tiene vinculación con la historia local, sala de juntas, sala de conferencias y exposiciones permanentes de fotos, documentos, así como diversos artículos. Por ejemplo, meteoritos, piezas líticas y aparatos del siglo 19, reproductores de música grabada de los cuarentas y los cincuentas del siglo pasado. Es un espacio abierto al público y la entrada es libre. 


Con lo anterior podemos afirmar que en esta ciudad existan asociaciones no gubernamentales que tienen como objetivo primordial la difusión de la historia y la cultura local.