×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



No habrá sacrificios para los maestros de la UAZ
Noé Marín 20-04-2017 22:37 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Archivo / Antonio Guzmán, rector y exdirigente del SPAUAZ.

Pese a las malas prácticas que generan más gastos en la UAZ, no es una opción revisar ni negociar algunos privilegios de los docentes para enfrentar la crisis y en cambio se buscará aumentar un 30% las plazas de tiempo completo, aseguró Antonio Guzmán.

Tras los problemas financieros y las exhortaciones de Claudia Anaya, diputada federal, para terminar con las malas prácticas  administrativas, el rector Guzmán Fernández descartó la posibilidad de revisar o negociar el  contrato colectivo del SPAUAZ.   

“No se pueden considerar privilegios, son derechos laborales que se lograron después de años como sindicato y, por ahora, no es una opción”, dijo el también exdirigente del SPAUAZ.   

Admitió que existen logros sindicales que permiten algunas irregularidades laborales que representan un alto costo para la universidad, sin embargo insistió en que no es una opción revisar el contrato colectivo para acabar con las malas prácticas.

El rector aclaró que está “completamente de acuerdo” con la diputada Anaya y reiteró que la universidad tiene las puertas abiertas a todas las auditorias,  aunque advirtió que los apartados son logros alcanzados por el sindicato y no se pueden negociar.

Precisó que en el caso de los maestros que vendieron sus prestaciones y continúan en la nómina universitaria, se deberá realizar una revisión de los casos, ya que representan un doble gasto para universidad.

Asimismo, Guzmán dijo que se buscará incrementar el número de plazas de tiempo completo un 30% para atender el crecimiento de la matrícula, ya que la universidad tiene 27 años con la misma cantidad de maestros en esta modalidad.

“Tenemos un déficit de maestros de tiempo completo, la universidad en 27 años aumentó su matrícula, pero seguimos con los mismo docentes”, dijo.

Explicó que, aunque el número de estudiantes se multiplicó, la última vez que se contrataron docentes de tiempo completo fue en 1994 y actualmente la universidad tiene alrededor de mil.

Añadió que lo ideal será contratar al menos 300 docentes en esta modalidad y revisar los de medio tiempo.

“Ahora se tienen mil maestros, pero necesitamos una recepción de un 30%, es decir, al menos  300 más”, dijo.

Asimismo, el rector dijo continúan las medidas de austeridad dentro en la máxima casa de estudios  y se exploran nuevas estrategias financiera a través de pagos únicos, revisión de plazas y optimización de gastos de operación.

Recordó que recibió la administración de Armando Silva Cháirez con un adeudo de 2 mil millones de pesos en pasivos y logró reducirlo 200 millones en seis meses de administración.

Guzmán Fernández dijo que pese a la crisis financiera de la universidad, la prioridad siempre será incrementar la calidad educativa y  la reciente escala de seis posiciones en el ranking nacional demuestra que continúa la preparación universitaria por buen camino.