×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Cosas de Jerez
Volvió Pepe Pasteles a Jerez, le quitarán la vereda, pero la querencia cuándo
Javier Torres Valdez 18-04-2017 09:26 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Diversos comentarios produjo la visita de Pepe Pasteles, el pasado Sábado (infernal) de Gloria donde lució una enorme sonrisa, sin que se supiera si estaba contento o entre dientes se burlaba de los jerezanos por pendejos.

Entre los comentarios que se generaron ante su presencia, destaca uno, de una mujer que fue integrante del Comité Pro-Reforestación del Jardín principal, quien aseguró que Pepe perdió una elección y una selección a una candidatura, por el descuido que permitió que durante las ferias pasadas, se destruyera el jardín una y otra y otra vez.

Pero no crea usted que fue debido a los jerezanos, la destrucción corrió a cargo de los ebrios que nos visitan cada año el Sábado infernal, pues la mayoría de los paisanos, aunque no son una “perita en dulce”, quieren y aman a su jardín y por ello fue que le negaron el voto a Pasteles, cuando quiso obtener impunidad, pretendiendo una diputación. El colofón del asunto fue “cuando veas las barbas del vecino rasurar, por las tuyas a remojar”.     

A varios miembros del ayuntamiento actual, se les entregaron algunas opiniones y sugerencias que más que otra cosa, pretendieron evitar la aglomeración en la esquina noroeste del jardín principal, que es el sitio donde se juntan  locales y visitantes por miles y miles, entonces Protección Civil determinó que se abriera el jardín y los que manejan el Patronato felices, por que recibieron varias decenas de miles de pesos de unos jerezanos que viven en los Estados Unidos, que pagaron por poner su escenario, para lucirse ante los mirones. 

Estos “braceros” soltaron miles de pesos y, enfermos de vanidad, pretendieron lucirse, tomándose fotos y película, haciendo ridiculeces arriba de los caballos, empinando botellas de tequila, luciendo las etiquetas de su bebida cara, ante los paisanos “jodidos”, que cuando mucho alcanzan a pagar cuatro o cinco cervezas y si se van grandes con el gasto no comen al siguiente día.      

No se ha sugerido que esos escenarios donde actúan algunas bandas se eliminen, sino que se cambien de lugar, la Plaza Tacuba o la calle Emilio Carranza, pues son espacios más amplios  y menos expuestos para los peatones, de esta forma se repartiría la gente, pues el error garrafal es juntar dos escenarios.

Aparte de eso no se toman en consideración las numerosas bandas que vienen de otros municipios y hasta de otros estados. El pasado Sábado de Gloria había 23 bandas en torno al jardín y hasta donde sabemos no pagan ni la obligada cuota de paso de su sindicato.   

Se vuelve a sugerir que los escenarios de bandas se coloquen a una distancia mínima de 50 metros, en todo el trayecto de la Calle Emilio Carranza y San Luis.    

Y que no quede por falta de sugerencias si a los encargados del festejo no se les prende el foco, prohibir que las bandas ambulantes traigan equipos de sonido, pues pareciera que hay un concurso no convocado, para ver quien hace más ruido, así cada quien, podría contratar y escuchar su banda o la que mejor tocara. 

Y si quisieran desalojar la esquina citada, para prevenir alguna desgracia, basta con que pongan una banda popular, aunque sea local, en el escenario de la plaza Tacuba y se desalojan los andadores del jardín grande del interior u exterior.

Y si ninguna idea los satisface, pues póngale cemento a los prados del jardín  y conviertan las fuentes en mingitorios gigantes, el patronato no debe tener la misión de recaudar billetes para luego perderlos, como ya es la tradición en gobiernos priístas, panistas, perredistas.

Bueno… del verde todavía no hay testimonio.