|  

El tiempo - Tutiempo.net

Una madre en estado vegetativo despierta para amamantar a su hija

Los médicos no le dieron un buen pronóstico a Martin Delgado acerca del futuro de María; no había más que hacer que resignarse a aceptar el desenlace

Redacción Zacatecas

   |  29 noviembre, 2019

maría-laura-ferreyra-hija-
Una madre en estado vegetativo despierta para amamantar a su hija

ARGENTINA.-María Laura Ferreyra estaba en estado vegetativo desde hacía un mes; mientras la violencia la puso en ese estado, el amor de su hija le devolvió la vida.

La mujer de 42 años quedó en ese estado luego de ser asaltada por unos delincuentes que la golpearon provocando que cayera y se golpeara la cabeza en el piso. El golpe le provocó un grave traumatismo craneal.

Los médicos no le dieron un buen pronóstico a Martin Delgado acerca del futuro de su esposa; no había más que hacer que resignarse a aceptar el desenlace. Tras el primer diagnóstico de estado vegetativo e irreversible, había muchas posibilidades de muerte.

“Ella tenía un coágulo de sangre en el cerebro y fue operada el primer día, pero el cuerpo rechazó la medicación y se formó otro coágulo y hasta tuvo hipertensión cerebral. Los médicos empezaron a hablar de un milagro sin dar esperanzas”, cuenta Martin a un periódico local.

Le dijeron a la familia Ferreyra que había un gran riesgo de que María sufriera de muerte cerebral, e incluso les sugirieron que pensaran en donar los órganos.

Martin estaba destrozado y recuerda que esas palabras “fueron muy duras” para todos en la familia, pero dijo tener fe en que todo saldría bien y que su esposa iba a despertar.

martin-maría

El instinto maternal de María

Quince días después del violento asalto un examen médico mostró actividad neuronal, sin embargo María aún no despertaba ni daba señales de que eso sucedería pronto.

La cuarta semana del estado vegetativo en el que estaba María se cumplió este domingo y fue crucial para su recuperación. Llevaron a la hija más pequeña la cual se sentó cerca de su mamá y luego hizo el sonido que hacía cuando tenía hambre.

María de pronto se movió y levantó su bata para amamantar a su hija. Martin cuenta acerca de ese momento:

“Fue algo muy emocionante. Ver la expresión de las dos al volver a estar juntas, cómo se abrazaban y besaban. Fue mágico, único. Llorábamos todos al ver ese instinto de madre, fue único”.

Él tiene la esperanza de que pronto vuelva a casa para estar junto a sus tres hijos. Aunque aún falta mucho para la recuperación de María, la cual tampoco es seguro que sea total, al menos ya puede abrazar a su familia.

Te podría interesar:

Comentarios

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.