|  

Héctor Manuel, un padre tan padre que alivia a los jalpenses

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

JALPA.- Aquí le traemos la historia del Padre Héctor Manuel Rodríguez Carrillo, quien no solo difunde la fe, sino que hace todo para ayudar a los enfermos y para dar de comer al hambriento.

El párroco llegó a las bellas tierras del sureste en febrero del 2014 para atender la Parroquia del Señor de Jalpa.

El padre llegó a la parroquia en 2014 para cambiarlo todo a mejor.

Desde entonces y hasta la fecha, él se ha ganado a sus feligreses, quienes también colaboran, con el padre Héctor Manuel para ayudar a quien lo necesita.

Una de sus primeras acciones como líder de la Parroquia del Señor de Jalpa fue embellecer el Santuario a la Virgen de Guadalupe, al que le colocaron hoja de oro y pusieron en las ventanas nuevos vitrales.

Con él al frente, han sacado muchos proyectos para el bien de la comunidad del suroeste de Zacatecas.

Además se renovó la explanada del Templo y se construyó una palapa, de la mano de la comunidad migrante, ya que la fe es importante en la región.

Un padre preocupado por el bien de todos

Entre todas las edificaciones más emblemáticas del padre Héctor fue la construcción de un comedor comunitario que sirvió de apoyo al Hospital Comunitario de Jalpa, ahí se preparan los alimentos para los enfermos y sus familiares.

La gente de Jalpa ve con mucho cariño al padre.

Este lugar también sirve para el propio personal que ahí trabaja, pues, el párroco puso mucho empeño en la construcción de este comedor comunitario.

Hasta la fecha este lugar se mantiene de la generosidad de la gente que va dejando dinero y de alimentos, pero además se mantiene de cuotas de recuperación que se pide al personal del hospital.

También construyó el único mausoleo que hay en Jalpa.

Diseñó un sistema para ayudarse unos a otros, que es lo que quiere enseñar.

Se unieron para mejorar la comunidad

Este trabajo ha sido constante, no solo para su parroquia, sino para los templos que la forman.

Gracias al trabajo que hace junto con los feligreses, el padre Héctor pudo terminar el Templo de San Felipe de Jesús en el Fraccionamiento Fovissste.

Esta obra llevaba parada varios años, pero él hizo todo para terminarla de una vez.

Con ayuda de los feligreses pudieron abrir el Templo de San Felipe de Jesús en el Fraccionamiento Fovissste. El no ir a misa ya no es pretexto.

Otros templos como el de la Virgen del Carmen, el de la Virgen del Rosario y el Sagrado Corazón, también les hizo su remodelación.

En conjunto con una Funeraria en Jalpa, el padre Héctor también construyó el único mausoleo que tiene un lugar en Jalpa.

Y su última obra fue la construcción de una unidad de hemodiálisis, la cual con mucho esfuerzo logró levantar adentro de la misma parroquia.

También ha construido comedores y una unidad de hemodiálisis.

Por lo anterior, la gente enferma de los riñones ya no tendrá que viajar tan lejos, pues tienen que ir hasta otros pueblos como Jerez y Calvillo a recibir su tratamiento y ahora ya no.

Muchas han sido las obras del padre Héctor Manuel Rodríguez Carrillo.

Él les ha demostrado que con voluntad y gente se hacen muchas cosas.

Por ello, los jalpenses ven con cariño al párroco, pues les ha mostrado que con trabajo y voluntad se pueden hacer muchas cosas.

Don`t copy text!