|  

Edición
Impresa

20 de enero

20 de enero

Ritual para limpiarse de una brujería

Frase del día: A veces la vida te saca a empujones de los sitios donde no te conviene estar.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Confía en la magia de Dumbar el Curandero.

Para empezar debes sentir los síntomas del embrujamiento, como sentir los párpados pesados, dolores de cabeza repentinos y energía deprimente sin ninguna razón.

Sin embargo, aun tomando la precaución de la protección podemos sentir que nos han embrujado.

La mezcla para limpiar brujería se compone de los siguientes elementos:

  • Tres cucharadas de incienso en polvo
  • Dos cucharas de benjuí en polvo.
  • Una cucharada de romero seco
  • Una cucharada de mirra
  • Siete hojas secas de ruda macho.

Mezclar todo de forma que quede uniforme, parte las hojas de ruda, desmenuza el romero y dices:

”Por el amor de Dios a todas las criaturas vivientes, por esa protección que nunca falta, que esta mezcla me ayude a espantar todo mal que se cierna sobre mí, así sea”.

Luego quema este incienso con un carbón vegetal o los que se utiliza para la carne asada.

Cuando empiece a salir el humo, acerca tu nuca y frente mientras dices:

“Me libero de todo mal”.

Después limpia el pecho, la espalda y repites  la frase. De esta manera sahumaras todo tu cuerpo.

Puedo hacer esto hasta que sientas alivio de tus síntomas y es conveniente hacerlo de día, cuanto más temprano a la mañana mejor.

No olvides que debes hacer la limpia cuando ya el sol se vea en el horizonte.

Lo recomendable es hacer esta limpieza durante 7 días, comienza un sábado y no le cuentes a nadie que lo estás haciendo.

Don`t copy text!