|  

Edición
Impresa

22 de septiembre

22 de septiembre

Para callar chismes

Frase del día: La vida es 10% lo que sucede y 90% cómo reaccionamos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Confía en la magia de Dumbar el Curandero.

Necesitarás:

  • Nueve gotas de aceite de romero
  • Un velón rojo
  • Un candado con su llave
  • Un plato porcelana o barro (sin adornos)
  • Una estampa de San Ramón Nonato
  • Cerillos de madera.

Este ritual se realiza en Luna Menguante y untarás las 9 gotas de aceite de romero al velón rojo, del pabilo hacia la base, pon la llave bajo el velón en el plato, y la estampa de San Ramón Nonato de frente mirando el velón y el candado abierto entre la estampa y el velón.

Ahora haz está oración:

“Tú qué por predicar la palabra de Dios llevaste un candado en tu boca como martirio, escucha mi oración y antecede ante Dios para que quienes hablan mal de mi cesen en su intento y yo sea protegido/a de toda palabra y mala intención.”

Toma la llave y el candado; y mientras haces la siguiente petición cierras el candado.

Petición:

“Que como cierro este candado, así mismo cierro la boca de (nombre completo de las personas) que hablan de mí.”

Se repite tres veces, mientras cierras bien el candado.

Enseguida coloca el candado cerrado al lado izquierdo del velón y enciende con cerillos de madera, intencionando la luz a los ojos de San Ramón Nonato.

Guarda la llave contigo por 7 días. Los residuos los desechas directo a la basura, deja el candado cerrado y ese lo arrojas lejos de tu casa y lugar de trabajo, de preferencia por un sitio al que no pases.

La llave la tiras a la basura o bien la arrojas a lado contrario en otro sitio diferente a donde arrojes el candado.

La estampa de San Ramón Nonato, la puedes guardar con gran respeto o dejarla en tu sitio de altar.

Don`t copy text!