El Runrún: Otra de corrupción, funcionario federal agandalla obra - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



El Runrún: Otra de corrupción, funcionario federal agandalla obra

El Runrún: Otra de corrupción, funcionario federal agandalla obra

Alejandro Wong

   |  13 abril, 2020

Jorge Raúl Aguilar, director general de la SCT. Foto: Archivo.

Los actos de corrupción de funcionarios del gobierno de Alejandro Tello se siguen produciendo a la vista de todos y a la luz del día, sin que pase nada.
Muchos se preguntan si la Secretaría de la Función Pública y su titular, Paula Rey Ortiz, sirven para algo que no sea para estorbar. El último episodio de un amplio rosario de corrupción, en el que usan el puesto para beneficiarse de recursos públicos se refiere precisamente al proyecto cereza del pastel de este gobierno: la carretera a cuatro carriles Zacatecas-Aguascalientes. En esa vía, el año pasado se habían licitado cuatro tramos que en total eran alrededor de 8 kilómetros; dos de esos se declararon desiertos en diciembre y se volvió a sacar la convocatoria entre diciembre y enero. Ahora, apenas el jueves 9 de abril, en pleno aislamiento, se fallaron dichos tramos. Uno de ellos fue para Pedro Lara, arquitecto zacatecano, con prestigio y talento. El otro (y aquí está la transa) increíblemente fue para el director en Zacatecas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Jorge Aguilar, jalisciense con arraigo en Zacatecas, pues ¿qué cree? que salió beneficiada la empresa Farenheit que dicen las malas lenguas y las actas constitutivas es precisamente de Aguilar.
Es decir, SCT otorga las concesiones, Hacienda Federal pone los recursos. Y la empresa ganadora es de un funcionario federal, Jorge Raúl Aguilar.

Más corruptelas
Y agregue otra cuenta al rosario de corrupciones. Las de la Secretaría de Agua y Medio Ambiente. El otorgamiento directo de contratos en la presa Milpillas, cuando ya el proyecto se había cancelado y que el titular de la secretaría, Nano Maldonado, otorgó a favor de dos constructoras, las de Carlos Armando García y Consuelo Berenice Collazo, con el mismo domicilio social en Zóquite. A la maleada asignación de obra pública se suman licitaciones “que desaparece” el secretario de Obras Públicas, Jorge Luis Pedroza, como hizo con el proyecto de remodelación del Manuel Felguérez.

Falta auditoría
En estos episodios de corrupción, o al menos de serias sospechas de corrupción, ¿dónde está Función Pública, dónde está Paula Rey? A preguntas concretas sobre el tema, Paula Rey ha contestado que como no se ha hecho auditoría del 2019, pues no hay nada que seguir. Es como si en un crimen se afirma que nada se puede hacer hasta que el muerto resucite. En resumen, son situaciones de corrupción abierta que a un policía se le escapan porque es tonto, o es cómplice o está volteando para otro lado.

Hasta octubre
En plena pandemia del Covid-19, donde todo mundo anda necesitado y en el gobierno buscan a quien quitarle, el Poder Judicial no es una opción. Al presidente del tribunal, Arturo Nahle García, le dejaron desde el proyecto de presupuesto 498 millones de pesos, que no alcanzan ni para nómina. Con ese dinero, si no hay un rescate financiero, el TSJEZ tronaría en octubre. Y si le quitan dinero por hacer ajustes, desde septiembre tendría problemas para operar. En tanto, los magistrados se llevaron expedientes para chambear desde sus casas y se estará analizando regularizar labores hasta el 20 o 30 de abril. En el tribunal se instalaron guardias, pero los juicios de carácter civil y mercantil están pausados.

Se viene la bronca
En la UAZ, más que temer a recortes inmediatos por la crisis que genera el Covid-19, les preocupa que se pierda la tradición de los rescates financieros de final de año. A como van las cosas, difícilmente Gobierno Federal o la administración de Tello les podrán estar ayudando con recursos extraordinarios, pero esa bronca ya no le tocará al Waca Guzmán, sino a Tere Villegas o Rubén Ibarra, los académicos con más posibilidades en la sucesión.

Runrunazos
Ni al dirigente del PRI, Gustavo Uribe, ni a la del PAN Noemí Luna se les ven ganas de donar sus prerrogativas ante la crisis de la pandemia, como pide el presidente AMLO; en ambos partidos justifican que hacerlo “les representaría despidos”, y de sus salarios individuales no quieren sacrificarse. * El alcalde Julio César Chávez presumió que donó de su bolsa insumos médicos para centros de salud y hospitales en Guadalupe, al igual que Miguel Varela de Tlaltenango fue de los ediles que dijeron entrarle al quite ante la falta de apoyo en el sector salud.

Comentarios

Don`t copy text!