|  

Edición
Impresa

01 de diciembre

01 de diciembre

El Runrún: Los funcionarios que se niegan a firmar la renuncia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Juan Sánchez Legaspi y Pablo Pedroza.

Abusa sindicato del CECYTEZ
Investiga diputada robo de terrenos en Guadalupe

La alineación que quiere el gobernador David Monreal está lejos de completarse. Primero, según alegan, por la falta de dinero y sus planes de ahorrarse el pago de unas quincenas; luego está la transición de nombramientos y otros cargos que sigue en proceso por los acuerdos de continuidad y de despido. La secretaria de Administración, Verónica Ivette Hernández, tenía una lista de unos 80 puestos de directores generales, subsecretarios y secretarios. De esa lista, ya se fueron por la paz al menos 56 funcionarios que trabajaron con Alejandro Tello, incluyendo a todos los que fueron sus secretarios. Otros están pidiendo algún reacomodo, que les den continuidad o incluso están en proceso de demanda laboral. Administración ya confirmó el caso de dos subsecretarios rebeldes que rechazaron firmar la renuncia. Uno es Manuel Silva Almaraz, quien fue el segundo al mando de Jorge Luis Pedroza en la Secop, y el otro es Pedro de la Cruz Mares, subsecretario de Seduvot, vinculado al grupo de Ismael Solís.

Dos años más
Pablo Pedroza dejó la Coordinación estatal de Planeación antes de que terminara el gobierno de Tello. En julio llegó como encargado de la dependencia Juan Sánchez Legaspi para jugar los últimos minutos. Pero dieron el silbatazo final y este ya no se quiso salir de la cancha. Aprovechó que el nombramiento de un nuevo titular de Planeación se hizo hasta este mes, cuando designaron a Ruth Angélica Contreras. Antes de eso, Juan seguía usando la oficina y el escritorio del titular de la dependencia. Y cuando le pidieron la renuncia propuso que lo reacomodaran a otro puesto, cuando menos dos años más para completar su jubilación. Su solicitud ya habría sido atendida. Otros servidores públicos que se negaron a firmar la renuncia fueron Lorena Pargas, extitular de la Policía Ministerial y adscrita a la Secretaría General de Gobierno, y Nancy Argomaniz, líder de la CNOP. Por cierto, al secretario de Seguridad Pública, Arturo López Bazán, lo finiquitaron y lo volvieron a contratar.

Ningún inconveniente
Cuenta la leyenda que antes de formalizar la salida de El Kent Contreras como vicefiscal de Apoyo Procesal, el fiscal Francisco Murillo llamó al magistrado Arturo Nahle para pedirle su opinión. “¿Tienes algún inconveniente?”, le preguntó. “No. Ninguno”, respondió el presidente del tribunal. Dicen en el gremio jurídico que Nahle quiso ser respetuoso de las funciones en la Fiscalía, y que supuestamente El Kent podría estar considerado para algún puesto en el tribunal.

Sindicato asalta al CECYTEZ
De por sí el CECYTEZ enfrenta un déficit presupuestal por prestaciones no reconocidas por la Federación, y todavía algunos sindicalizados gandallas se despachan con la cuchara grande. Sucede que una de las prestaciones que da el colegio es el apoyo para el pago de anteojos. Algunos miembros del comité sindical, al parecer solapados por su líder Lucio Mendoza, compran por semestre hasta 20 mil pesos de lentes que ya vendieron por su cuenta. Las facturas las paga el colegio y ellos se quedan con el dinero. Es un asalto a lo descarado.

Miedo a jubilarse
No pocos servidores públicos del Ejecutivo, Legislativo y Judicial temen jubilarse precisamente en este momento, cuando parece que el Issstezac sigue el camino de aquellas tiendas de video en las que se rentaban películas. El mismo director de Issstezac, Nacho Sánchez, lejos de dar un mensaje de tranquilidad, dice a todas luces que el instituto ya está quebrado. Con esas referencias, es comprensible que nadie quiera depender de un organismo que está en su peor momento, aunque el panorama todavía pudiera ser más desastroso. Pero a final de cuentas, las cuotas todavía se siguen descontando y hay negocios rentables como Paraíso Caxcán. Adrián Cázares, líder de los pensionados, y Marcelino Rodarte, no se creen el cuento de que todo está perdido y recriminan que retraten la situación más dramática de lo que realmente es.

Runrunazos
Contra todo pronóstico, Carlos Augusto Torres se ha mantenido como delegado del INAH en Zacatecas. Es un sobreviviente desde los tiempos de Peña Nieto. La transformación ya estaba en el instituto o nunca llegó. Un sector del personal mantiene protestas para exigir el pago de estímulos y acabar con la “precariedad laboral”, pero la delegación sigue trabajando. Son berrinches sin paro de labores. *** La diputada Violeta Cerrillo estaría preparando una cacería contra políticos y otros gandallas que se apropiaron de terrenos en Guadalupe. Cuando fue diputado, Arturo López de Lara hizo este tipo de señalamientos por invasiones que ocurrieron en la capital. El panista nunca manejó nombres públicamente, pero sus pronuciamientos llevaron a casos como el de Cuauhtémoc Calderón y Roberto Rosales. Supuestamente, si salen a la luz ese tipo de corruptelas en Guadalupe, habría un sector del priísmo involucrado.

Don`t copy text!