|  

Lleve sus ricos panqués de los hermanos

Rafael salió a vender pan para ganarse la vida.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Lleve sus ricos panqués de los hermanos. | Fotos: Carlos Montoya.

ZACATECAS.- Desde las calles llega a su casa en el coche de don Rafael Benítez Briones, un hombre muy trabajador que, luego de trabajar en la Bimbo, no se quedó de brazos cruzados.

No cabe duda de que la gente es trabajadora, que a pesar de las adversidades encuentran oportunidades cuando parecen que no las hay, y para muestra el caso de don Rafa.

Él empieza a vender a las 7:00 en la calle García de la Cadena.

Quien luego de quedar desempleado salió a vender su pan para poder ganarse la vida de manera honesta.

Pues, junto con su hermano, aprovecharon sus conocimientos en panadería, pues también quedó desempleado.

Hay de todo y siempre son recién hechos.

Su hermano Ricardo fue un panadero de un supermercado y luego de quedar sin empleo, decidió empezar a mercar en ventas de repostería y luego de panques a la que se dedican en la actualidad desde hace un año.

Richard es quien hornea los panques mientras que don Rafa los vende en su coche particular con el que llega todos los días, a las 7:00 de la mañana para estacionarlo en la calle García de la Cadena.

Ricos suaves y recién hechos

Ahí don Rafa comienza con la venta de sus deliciosos panes, recién horneados, suaves y calentitos; los primeros clientes no tardan en llegar atraídos por el aroma que sale de la cajuela de su coche.

Los panqués son totalmente caseros y los venden con sabor a almendra, nuez, chocochispas, naranja, coco, manzana y zanahoria; don Rafa dijo que en los próximos días venderán de otros sabores.

Su hermano Ricardo los cocina a las 3:00 de la mañana.

La elaboración de los panqués empieza todos los días a las tres de la mañana y termina dos horas después cuando horneado queda perfecto y listo para que los panes sean embolsados para su venta.

“La idea es que se vendan todos, si por ejemplo no terminamos lo que tenemos aquí en el carro mi hermano llega y los echa a una charola y se agarra a caminar vendiendo los panqués hasta que se terminan”

Don Rafael de 50 años, dijo que esto de ser sus propios patrones es lo que más les gusta de su trabajo, al igual del reconocimiento que les dan sus clientes a la hora de degustar algunos de sus panqués.

Don Rafa es quien los vende en su vehículo.
Don`t copy text!