Don Héctor, un artista hecho con cantera rosa - Imagen Zacatecas

  |  

El tiempo - Tutiempo.net



Don Héctor, un artista hecho con cantera rosa

Héctor está en este oficio desde los años 80.

Avatar

   |  12 marzo, 2021

Es parte de este colectivo, que es uno de los más importantes. | Fotos: cortesía.

MOYAHUA DE ESTRADA.- Don Héctor Soria Tello es experto en labrar cantera rosa, que no es otra cosa que hacer figuras con este material que solo se da en Zacatecas.

Hizo mausoleos para gente importante.

Este artista nació el 15 de octubre de 1964; fue uno de los siete hijos de Gumercindo Soria Ríos y Josefina Tello Ríos, quienes son orgullosamente originarios de Moyahua.

En el lugar que lo vio nacer es considerado un artesano del pueblo, porque a pesar de que don Héctor es muy famoso, sigue trabajando desde tierras zacatecanas.

Sus trabajos son soprendentes.

Con ver sus manos aterradas de cantera rosa, uno se da cuenta de su talento, reflejado en cada cincelazo sobre los bloques que labra en su taller.

En este lugar, don Héctor hace maravillas, pues pasa horas haciendo lo que más le gusta, que es darle forma a esta piedra con un significado para él y para el cliente, que por lo regular queda satisfecho.

Trabaja la cantera rosa, única en Zacatecas.

Aunque, como todos, la primera experiencia de este zacatecano no fue muy agradable, pues fue en Guadalajara en los años 80, tiempo en que le pagaron solo 80 pesos por un trabajo.

Sus trabajos han sido reconocidos por muchas personalidades.

Lo anterior, fue el primer pago por hacer lo que le gustaba, lo cual lo desmotivó; pero la idea de ser uno de los mejores, le hizo seguir trabajando en sus artesanías.

Se abre la puerta del éxito

Para 1985, don Héctor tuvo su primer reto, pues Juan Pablo Salas lo invitó a labrar los portales de la Plaza Principal de Moyahua, lo cual lo llenó de orgullo y era el momento de hacerse notar.

El trabajo, que realizó, gustó tanto, que hasta le hizo los detalles a la casa de uno de los hijos pródigos de Moyahua, es decir, el general Enrique Estrada.

La inspiración de don Héctor hizo que se luciera en estos trabajos, las que hizo que se hiciera famoso más allá de su municipio y del estado; pues lo solicitaron en el norte del país.

En 1990 recibió una llamada desde Hermosillo Sonora, donde lo contrataron para hacer una fuente y gustó tanto, que le dijeron que se quedara a trabajar ahí por algún tiempo.

Sigue trabajando en su pueblo querido.

Pero eso no fue todo para don Héctor, pues uno de sus logros más importantes, debido al significado que tiene, es que fue parte de los artistas que hicieron el mausoleo en honor a Luis Donaldo Colosio Murrieta.

Es decir, que de hacer trabajos pequeños, se lanzó a hacer trabajos de gente reconocida e importante, pues este último trabajo está en el cementerio de Santa Ana, el cual es muy visitado y famoso.

Además, don Héctor puso cantera a las fachadas de uno de los edificios de la Universidad de Hermosillo y también trabajó en la Ciudad de México para adornar la casa de un exgobernador de Sonora.

De regreso al centro

Los aires de cambio llegaron a don Héctor, quien a esas alturas ya lo conocían como uno de los más importantes en trabajar la cantera de la rosa.

Debido a esto, el zacatecano se lanzó a Jalisco para colocar cantera a la Plaza de Toros de Yahualica.

Su labor es muy bella.

Además fue parte de la gente que hizo la escultura en honor al mártir Rodrigo Aguilar, la que se ubica en el convento de Jutla, del municipio Unión de Tula.

Don Héctor es un orgulloso artesano cantero y padre de seis hijos; por si fuera poco, en 2020 recibió un reconocimiento a su trayectoria por parte del Colectivo Nacional de Canteros Clásicos Mexicanos.

Dicho grupo es uno de los más reconocidos del país, lo que hace que el zacatecano sea uno de los más importantes de México y sus alrededores.

Por último, es un hombre muy querido en su municipio y ha puesto en alto el nombre de Zacatecas gracias a su talento, que sigue alimentando, ya que sigue en el jale.

Para don Héctor es un honor labrar cantera, pues es una huella que dejará en la tierra que lo vio nacer. Por ello, lo ha convertido en un estilo de vida, que no cualquiera hace.

Los sonorenses le pidieron que fuera a decorar esas tierras.
Comentarios

Don`t copy text!