|  

El tiempo - Tutiempo.net

Las Morismas de Bracho, una tradición legendaria

Los personajes cristianos son; el rey Felipe II, Carlo Magno, Juan de Austria.

Avatar

   |  1 septiembre, 2019

El desfile congregó a miles de personas el sábado.

ZACATECAS.- La monumental escenificación de las Morismas de Bracho en Zacatecas, es una de las representaciones más grandes de Latinoamérica, se trata de la batalla de Lepanto entre moros y cristianos, en honor a San Juan Bautista; en esta edición, cumplieron 189 años de llevarse a cabo y participarán más de 14 mil personas.

Los personajes cristianos son; el rey Felipe II, Carlo Magno, Juan de Austria, los tres batallones cristianos y los 12 pares de Francia, que representan a los carabineros.

Mientras tanto, los turcos son el rey Moro, acompañado del primer, segundo y tercer batallón, la banda de guerra, su caballería y los generales turcos.

Históricamente, la batalla entre estos dos grupos rivales ocurrió en 1570 y, con el triunfo de los cristianos, trajo como consecuencia la formación de la Liga Santa que está integrada por el Papa, la República de Venecia y la Monarquía de Felipe II.

A espaldas del cerro de la Bufa, las Lomas de Bracho se convierten en el escenario principal de la batalla campal y, por las principales calles del centro histórico capitalino, desfilan decenas de batallones y escuadrones.

La mañana del sábado, la devoción y fervor deslumbra en la ciudad; las tropas cristianas y mahometanas parten de Lomas de Bracho con la imagen del Santo Precursor San Juan Bautista hacia el centro de la capital y, después regresan para tener el primer enfrentamiento.

Esta batalla se desarrolla luego de que el emperador cristiano Carlo Magno, envía una embajada al almirante Balan, notificándole la conversión y bautizo de su hijo Fierabrás.

Después de la noticia, el escuadrón turco toma presos a los portavoces de la embajada.

Más tarde, las tropas de los navíos Turcos representadas por la media luna y la estrella, se apoderan de la plaza, en donde se desarrollan fuertes combates, quienes toman prisionero al cristiano Juan de Austria y lo llevan al paredón, en donde es perdonada su vida por el turco Ángel Osmán.

Detrás de los personajes

José de Luna tiene 50 años y es carpintero, desde hace 25 años, representa al emperador francés Carlo Magno, quien comentó que la fe y la pasión por actuar, lo han puesto en el escenario desde entonces.

Relató que a sus quince años le despertó el interés y la inquietud por formar parte de las Morismas de Bracho y, a sus 25 años tomó este papel. “Es muy bonito, he hecho varias representaciones, incluso en el viacrucis y eso me ha motivado”.

Por su parte, el señor Jesús Perea Rodríguez, participa desde hace 13 años en el escuadrón de los 12 pares de Francia, quien es el guía espiritual y consejero del emperador Carlo Magno.

Describió que el carácter de su personaje, es el de un hombre sabio y sensato, que ayuda al emperador en la toma de decisiones, su vestimenta es una túnica de color café y camina frente a los 12 pares de Francia, quien sostiene una cruz de madera.

Actos de culto y devoción

No solo es un hecho histórico, sino que también representa un acto de fervor; quienes asisten a esta festividad, acuden al templo para venerar al Santo patrono San Juan Bautista y le piden con devoción algún milagro, ya sea un problema familiar, de salud, laboral o económico.

Como es el caso de Xóchitl Adriana Orozco, que en agradecimiento a la recuperación de la salud de su mamá, ofreció al Santo el sacrificio de ir de rodillas desde la entrada de Lomas de Bracho, hasta el templo.

“Para mí representa mucho sacrificio, pero también mucho amor por mi mamá y fe al Santo patrono”, describió.

A pesar de que apenas hace cuatro años se integró a las Morismas, comentó que desde que participa en ellas, pudo comprender la importancia de ser parte de una festividad que identifica a los zacatecanos, además de venerar a través de ellas a San Juan Bautista.

La devoción la manifiestan de diversas formas, ya sea a través de la misa y la comunión con Jesucristo; la peregrinación, el sacrificio y promesas.

Arte y cultura

Detrás del castillo de los turcos, en un un rincón de las Lomas de Bracho, está un pequeño museo qué e alberga portantes piezas de arte que son icono de las festividades, entre ellas vestimenta, fotografías, medallas y armamento.

En este espacio cuenta con dos salas en las que están presentes símbolos distintivos de los batallones, como banderines, uniformes y armas, además de la imagen de San Juan Bautista y el símbolo de la cruz, acompañados de los instrumentos distintivos de la bandas.

Comentarios

 NOTICIAS RELACIONADAS