Friday 24 de March de 2017

Se ensombrece el futuro económico

Luis Enrique Mercado      18 Jul 2016 09:35:47

A- A A+

Compartir:
El futuro de la economía mexicana se ha ido ensombreciendo en la medida que el mundo no logra salir
de sus dificultades y que en el país no se toman las decisiones de fondo que se requieren.

Este sexenio ha hecho frente a la caída en los precios y la producción petrolera con recortes presupuestales emergentes y vía la contratación de deuda pública. Sin embargo, esos caminos son solo como una  emergencia. La solución definitiva tiene que venir por la vía de la recaudación tributaria, lo cual significa una reforma que políticamente es imposible a estas alturas del sexenio y con la poca credibilidad y fuerza del
actual gobierno. 

México ya no tiene en el petróleo la recaudación de 40 centavos de cada peso de su gasto y su recaudación de impuestos es de risa. Baste decir que en el continente americano solo Haití recauda menos impuestos que los mexicanos. 

Para este año el gobierno tendrá unos ingresos totales, entre tributarios y no tributarios, equivalentes al 21.5% del PIB; el gasto llegará al 27.5% del PIB y la diferencia se resolverá con endeudamiento.

La situación no es sostenible en el mediano y largo plazos porque supone la necesidad de recortar más el gasto público lo que significa menos recursos para infraestructura, educación, salud, seguridad, etc.

Por mucho que el gobierno se apriete el cinturón, por mucho que se gaste con mayor eficacia, por mucho que se bajaran los salarios los servidores públicos, el dinero no alcanza. 

El otro problema es que la economía mexicana, con poca capacidad crónica de crecimiento sigue ahora una política monetaria a contrapelo que debilita su ya de por sí escaso dinamismo.

Podría decirse entonces que la economía mexicana del futuro inmediato se caracterizará por un alto ritmo de
endeudamiento y un bajo ritmo de crecimiento. 

Y la verdad es que no todo es culpa de este gobierno, sino de sexenios anteriores que se engolosinaron con los precios del petróleo arriba de 80 dólares y no aprovecharon el tiempo para ir reemplazando paulatinamente los ingresos petroleros.

Pero mucha parte de la culpa la tiene el PRI de siempre, que en los 12 años que estuvo en la oposición se empecinó en decir no a todo; baste recordar aquella reforma tributaria planteada por Fox en 2001 y que fue tirada a la basura por el tricolor.

Si a esto sumamos un PAN generalmente timorato en temas fiscales y una izquierda que cree que la solución está en las tonterías que sobre el tema sostiene Andrés Manuel López Obrador, pues nos encontramos con un país donde sus políticos no quieren dar el paso necesario de una reforma tributaria que solucione las
cosas de una vez por todas. 

No hay duda de que la bomba económica está lista para estallar el siguiente sexenio y que si se quiere evitar, todas las fuerzas políticas deben estar dispuestas a pagar el costo de una reforma fiscal que por un lado generalice el pago de los impuestos y, por el otro, meta orden a un gasto público donde hay mucho robo y
mucha más ineficacia y desperdicio.

De no hacerlo, en algún momento después del 2018 México estará metido en un problema grave de  endeudamiento, con una economía que no crece y con mayor aumento de la pobreza. 

Hasta el próximo lunes con nuevas…PERSPECTIVAS.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.94
Venta 19.44
€uro
Compra 20.38
Venta 20.88

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad