Sunday 22 de January de 2017

“Progresismo”: Reinado del absurdo.

Guillermo Carrillo Duarte      1 Dec 2016 20:22:01

A- A A+

Compartir:
Podemos decir que al día de hoy, una gran cantidad de personas, han abrazado una forma de pensar, e inclusive, un estilo de vida que se ajusta a una doctrina sociopolítica que se ha autodenominado como “progresista”; muchas a consciencia, pero la inmensa mayoría por simple adoctrinamiento mediático, con tal de no parecer “anticuados y retrogradas”, por “estar a la moda  y vivir en el siglo XXI”.
 
Pero ¿cómo se compone esta mega estructura ideológica autodenominada “progresista”? Es de hacerse notar, que por “progresismo” hago referencia a aquella nueva izquierda (de antemano radicalizada) de la segunda mitad del siglo XX que dista mucho del pensamiento “progresista” liberal de fines del siglo XVIII y XIX que buscaba la efectiva representación popular en el sistema político, y las libertades fundamentales.
 
Este supuesto “progresismo”, es uno de los productos más representativos de la cultura postmoderna caracterizado por:
 
Reivindicar la autoría en decenas de movimientos y luchas ideológicas, tales como el feminismo de la cuarta ola, el homosexualismo, o el multiculturalismo. (A quienes ellos denominan con letras de oro como “diversidad”).

Tener una errónea comprensión de los derechos humanos y la superposición del valor de la “tolerancia” por encima de valores fundamentales como la libertad de expresión, la autoridad de los padres sobre los hijos, la primacía de los intereses de los menores, la seguridad nacional, etc.
Llevar a cabo una obscena manipulación del lenguaje, con tal de esconder la esencia de sus postulados, mediante frases mentalmente más “amigables”. Ej. “interrupción legal del embarazo”, “matrimonio igualitario” o “amor intergeneracional”.

Primar el subjetivismo, el relativismo y el supremo individualismo en todos sus postulados, aun inclusive por encima del bien común, de la evidencia científica, o peor aún, del sentido común, como suele ser en el caso de la ideología de género.

Y finalmente, pero quizás el más importante a nivel pragmático, el haber reciclado la dialéctica materialista del marxismo: partir de la idea que existe un sistema dominante (“heteropatriarcal”) que oprime a minorías indefensas, y víctimas de su infortunio, por lo que, estos grupos “minoritarios” deben luchar con tal de que el estado los reconozca, expida normas para eliminar esos factores que “los oprimen”, adoctrine a las nuevas generaciones conforme a esa ideología; y finalmente, reprima a aquella persona que se atrevan a contrariar ese sistema y esa forma de pensar, bajo la “vieja confiable” de ser un “discriminador”. 

Y así finalmente llegamos a un mundo donde resulta loable que: mujeres luchen por su “derecho” de asesinar a sus hijos en gestación; que hombres que se sientan mujeres puedan ingresar a baños y vestidores de mujeres; que congresos discutan acerca de “la libertad sexual de los niños”; que se abra paso a la inmigración masiva de personas, independientemente de la ley y de la voz de la mayoría del pueblo; así como reprimir y censurar a quienes protestan en contra de todo esto.
 
¡El reinado del absurdo!




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar


Lo más leído
Mueren tres personas en volcadura en Sombrerete 
Gwyneth Paltrow recomienda huevos vaginales de jade 
Hallan 7 cadáveres dentro de un taxi en Manzanillo  
Concluyen las primeras obras del programa de rehabilitación de calles 
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Una segunda oportunidad para tu basura
​Celebra Evo Morales 11 años de presidente: Busca la reelección 
Gael García, fiel a sus ideales
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
Desaparece el helicóptero de empresario regiomontano
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.55
Venta 22.05
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad