Sunday 26 de February de 2017

Nuestra identidad plena con Cristo define nuestra vida y testimonio como cristianos

Fernando Mario Chávez Ruvalcaba      3 Sep 2016 20:39:36

A- A A+

Compartir:

Introducción

En el mundo actual en el cual vivimos, se nos presentan muchos aspectos de una cultura compleja y difícil. 

Existen propuestas de todo tipo en las estructuras sociales incentivadas a través de los eficaces medios de comunicación social. 

En estos días con el avance de la tecnología que como actividad humana produce inteligentemente cosas y más cosas, con el fin de hacer más llevadera la existencia humana. Los avances de las ciencias nos maravillan en todos los campos del saber y la práctica humana. 

Continuamente se nos ofrecen modos nuevos de vivir; complejidad en las múltiples relaciones humanas;  y con todo esto y más, se hace un tanto difícil precisar los valores o elementos que den consistencia e identidad a nuestras personas en lo individual y en lo comunitario. Por eso, resulta necesario responder a las siguientes preguntas definitorias y fundamentales. ¿Qué es lo que define la identidad de los cristianos? ¿Cuáles son los elementos que configuran nuestro ser y testimonio como creyentes en Cristo? Sin querer agotar el tema es muy conveniente, y hasta necesario, ofrecer o por lo menos apuntar algunos de ellos. 

Pero, sobre todo, basados en las lecturas bíblicas de este domingo y de manera muy especial el evangelio de San Lucas.

¿Qué es lo que define el ser cristiano?

Las consignas de Jesús en el evangelio de hoy, adquieren sentido pleno en el contexto de su camino hacia Jerusalén. 

Hagamos conciencia del texto evangélico de San Lucas: “En aquel tiempo, caminaba con Jesús una gran muchedumbre y  volviéndose a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere seguirme y no me prefiere a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, más aún, a sí mismo, no puede ser mi discípulo. Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo”. 

Entonces, ¿qué es lo que fundamentalmente  define a los cristianos? La opción responsable y definitiva por Cristo y su evangelio, es lo que constituye a los verdaderos discípulos de Jesús y esto conlleva a ser cristianos. Y a partir de esto: los consejos evangélicos, los avisos y llamadas de Jesús son universales, es decir, para todos los que libremente quieran seguirlo. 


Todo esto será posible con la gracia de la conversión como rechazo absoluto a todo pecado como fruto de actitudes egoístas y autosuficientes. 

Es entonces, cuando el maligno aprovecha la oportunidad que se le brinda, para atacar a los hombres desviándolos del buen camino que consiste en el encuentro con Jesús y para seguirlo posponiendo y renunciando a todo apego por personas y cosas comprendiendo que él es el que tiene la primacía y que sobre él, se apoya el ser de personas y cosas que existen en este mundo. Y al optar por Cristo, rechazamos al maligno y podemos triunfar siguiendo a Jesús.

De acuerdo a lo que llevamos dicho, seguir a Cristo como discípulo suyo tiene un precio y es lo que nos propone Cristo hoy: la entrega total y la plena disponibilidad ante Dios, primando el valor del seguimiento del Reino de Dios por encima de todo afecto humano y al mismo tiempo consolidando el valor real de todos los seres como son en primer lugar la familia, los bienes y talentos que se nos han dado y hacerlos productivos para la alabanza divina y para la posesión ordenada y subordinada al seguimiento de Jesús. 

De esta manera, Cristo no niega el valor de nuestros seres queridos y de todo lo que necesitamos para vivir con dignidad, sino que siendo Él el fundamento de todo, al elegirlo por encima de todo, se revalorizan los seres y valores que podamos disfrutar, pero siempre bajo la luz y capitalidad de Cristo en la creación y en la venida del Reino, síntesis de todo lo que confirma la voluntad de Dios para su alabanza y gloria y el bien integral y supremo de los seguidores de su Hijo hecho hombre quien ha venido a elevarnos a la dignidad soberana de hijos de Dios y hermanos suyos, más  allá de los lazos de la sangre y de la carne.

Las Parábolas del evangelio de hoy nos ayudan a calcular sabiamente nuestro seguimiento de Jesús por encima de todas las cosas

 

Cristo una vez más recurre a dos parábolas para que sus discípulos ponderen y tomen conciencia de lo riesgos y dificultades que conlleva su seguimiento y nos explica: “¿Quién de ustedes, si quiere construir una torre, no se pone primero a calcular el costo, para ver si tiene con qué terminarla. No sea que, después de haber echado los cimientos, no pueda acabarla y todos los que se enteren comiencen a burlarse de él, diciendo: Este hombre comenzó a construir y no pudo terminar”.

Y la segunda parábola es: “¿O qué rey que va a combatir a otro rey no se pone primero a considerar si será capaz de salir con diez mil soldados al encuentro del que viene contra él con veinte mil? Porque si no, cuando el otro esté aún lejos, le enviará una embajada para proponerle las  condiciones  de paz”.


Conclusión

Propongo como conclusión a nuestra homilía las siguientes palabras de Cristo: “Así, pues, cualquiera de ustedes que no renuncie a todos sus bienes, no puede ser mi discípulo”. Teniendo también en cuenta que Jesucristo es ayer, hoy y mañana; desde ahora y hasta la eternidad y nosotros con él.

 

Obispo emérito de Zacatecas





Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar


Lo más leído
​Menor se quita la vida en Trancoso 
​Encuentran restos humanos en La Pimienta
Secretaría de Administración garantiza la entrega de placas vehiculares
Suman 21 personas hospitalizadas por atropellamiento en Nueva Orleans
Capturan a hombre de 40 años que traficaba loros y urracas
Universidades simulan contratos; daño al erario por $831 millones
Comienza reordenamiento en la dirección general del Cobaez
Policías Federales auxilian a una mujer en labor de parto
Mineros cae ante Dorados y pierde el liderato
Yo sí puedo ganarle a AMLO: Margarita
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 19.86
Venta 20.36
€uro
Compra 20.96
Venta 21.46

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad