Saturday 25 de February de 2017

No vamos a crecer nada en 2017

Luis Enrique Mercado      30 Oct 2016 20:07:12

A- A A+

Compartir:
La baja de poco más de dos puntos del PIB en las inversiones del gobierno planteadas en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2017, lo único que dice es que la economía mexicana tendrá un segundo año sin crecimiento en este sexenio.

En efecto, si en 2013 la economía apeas creció 1.1% porque se les atoró el ejercicio del gasto y en 2014 apenas se logró un 2.1 debido a la reforma tributaria que frenó el crecimiento, en 2017 la economía podría no crecer debido al desplome en la inversión pública.

Es verdad que el gobierno no tiene otro camino para enfrentar la caída en los ingresos sin aumentar la deuda, que meterle tijera a la inversión pública. El problema es que sacó la tijera pero no se le ha ocurrido aún, una estrategia para reemplazar la caída de la inversión pública y no apagar así el motor interno que es el que está empujando el crecimiento económico.

Hay que reconocer que cuando de cortar gasto se trata, todos los gobiernos reducen los gastos de inversión, porque en el sector público los recortes de personal son casi imposibles y bajar gastos en telefonía, transporte, viajes, comidas, etc. son más para la demagogia de la austeridad porque representan poco en el gasto total.

El gobierno de Peña Nieto ha recortado sistemáticamente el gasto para enfrentar el desplome en los ingresos por la caída en los ingresos y la producción petrolera; los cuatro primeros años ha completado esos recortes con un crecimiento acelerado de la deuda.

Pero ya llegó al punto donde seguir endeudándose haría que bajaran las calificaciones de la deuda mexicana con lo que el remedio resultaría peor que la enfermedad.

Entonces, se ha dado el paso de conseguir un superávit primario en 2017 (ingresos igual que los gastos sin incluir el pago de intereses) y por eso se llega a un recorte en el gasto de inversión del gobierno.

Y puede aceptarse que no hay de otra.

Pero no debemos resignarnos a que en 2017 la economía no crezca o que apenas logre algo así como un uno por ciento.

Ya en 2015 la inversión pública fue la más baja en las últimas dos décadas, apenas el 17.6% del PIB; es posible que en 2017 caga aún más, lo cual hace prácticamente imposible el crecimiento.

En aquel año 2015, la inversión privada llegó al 82.4% del PIB. Para 2017 se necesita más inversión privada, pero hasta ahora no se ve ninguna estrategia para impulsarla.

Podría pensarse en la Ley de Asociaciones Público Privadas  u otorgar estímulos fiscales, o abrir las puertas de par en par en sectores done ahora no se permite inversión privada.

Porque la realidad es que no hacer nada significa condenar al país a tener otro año sin crecimiento, como fue 2013.

La promesa básica del presidente Enrique Peña Nieto en campaña fue lograr un crecimiento de 5% anual a finales de su sexenio y como se ven las cosas ahora eso quede una promesa incumplida más. 

Cambió el escenario, es cierto, pero el equipo económico de Peña Nieto nunca pudo hacer frente con eficacia a ese cambio de condiciones. 

Y eso nos condenó a no crecer. Simplemente a tener otro sexenio con crecimientos de 2% promedio anual insuficiente a todas luces.

Hasta el próximo lunes con nuevas…PERSPECTIVAS




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 19.90
Venta 20.4
€uro
Compra 21.03
Venta 21.53

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad