Saturday 25 de February de 2017

​Matrimonio homosexual y demás derechos

Redacción      30 Jun 2016 22:21:32

A- A A+

Compartir:
Por Felipe Hernández López de Lara*

Penosamente, vivimos en una sociedad que es proclive a defender cualquier causa social que abandere la “defensa de derechos”. Así es, cualquier causa aunque esta sea la más irracional; por ejemplo el de los profesores, quienes hacen destrozos para poder heredar plazas y no tener que lidiar con evaluaciones para elevar la calidad educativa o el de las parejas homosexuales que luchan por adoptar niños.

Desatinadamente hoy se luchan por derechos que no tienen una finalidad útil para la sociedad; pensemos a futuro sí el interés público es tener estabilidad social, las instituciones públicas deben priorizar la solidez tanto educativa como la académica de las futuras generaciones, siendo el interés superior la salud mental de los niños.

El posmodernismo moviliza modas y causas con efectos efímeros que entorpecen la funcionalidad colectiva, tal es el caso de la fuerte promoción que el gobierno federal ha emprendido a favor del mal llamado “matrimonio igualitario” -puesto que matrimonio es el término que se otorga al vínculo conyugal, social y religioso entre dos personas de distinto sexo– conducta que no ha demostrado ningún beneficio probado a la sociedad.

Vayamos un poco más a fondo citando a Hazte Oír AC, que dice que las conductas sociales tienen causas y efectos correspondientes. 

Es necesario promover el matrimonio heterosexual puesto que es benéfico para la sociedad, incluso para los que no están casados, ya que esta unión es la única que trae beneficios a la sociedad, empezando porque permite la perpetuación de la misma con la procreación de niños, además de dar estabilidad a la sociedad al educar a la familia y reducir el asistencialismo social, lo que modera el gasto de gobierno y déficits, mientras que la unión homosexual no ofrece ningún beneficio probado. 

Por el otro lado, no hay ningún interés apremiante para promover legalmente las bodas entre personas del mismo sexo; a esto se le llama utilitarismo.

Por cierto, esta promoción no es desigualdad ni injusticia. La ley trata a todos por igual pero no trata a las conductas por igual, las uniones heterosexuales y homosexuales tienen resultados diferentes por lo tanto el gobierno los trata correctamente de manera distinta. Esto no pretende discriminar a las personas, es decir, cuando el gobierno promociona el trabajo policial no discrimina a las personas que no se volverían oficiales de policía y todos nos beneficiamos cuando el trabajo policial es promocionado. 

Actualmente, los derechos que gozan las personas unidas en matrimonio como seguridad social, derechos de sucesión, declaración de ingresos e impuestos son derechos que también pueden ejercer las personas del mismo sexo que viven en pareja, exigir el “matrimonio igualitario” es una tergiversación de un término netamente religioso.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Kuczynski, el primer presidente latinoamericano que visita a Trump
EU planea adjudicar contratos para muro en abril
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 19.90
Venta 20.4
€uro
Compra 21.03
Venta 21.53

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad