Friday 20 de January de 2017
»El compromiso con la rebelión en Zacatecas 

La semilla de la Revolución

Marco Antonio Flores Zavala      22 Nov 2014 22:15:12

A- A A+

Compartir:
  • Los antirreeleccionistas zacatecanos estaban en contacto con Francisco I Madero mediante el abogado J. Guadalupe González.(Consejo Nacional para la Cultura y las Artes) (Cortesía) Los antirreeleccionistas zacatecanos estaban en contacto con Francisco I Madero mediante el abogado J. Guadalupe González.(Consejo Nacional para la Cultura y las Artes) (Cortesía)
  • En distintos municipios, como Jalpa, fueron detenidos varios conspiradores.(Fototeca Nacional del INAH) (Cortesía) En distintos municipios, como Jalpa, fueron detenidos varios conspiradores.(Fototeca Nacional del INAH) (Cortesía)
  • Luis Moya Regis inició la insurrección en el estado.(Fototeca Nacional del INAH) (Cortesía) Luis Moya Regis inició la insurrección en el estado.(Fototeca Nacional del INAH) (Cortesía)
  • En cada región del país fueron conformándose grupos revolucionarios. (Fototeca Nacional del INAH) (Cortesía) En cada región del país fueron conformándose grupos revolucionarios. (Fototeca Nacional del INAH) (Cortesía)
  • Plaza Independencia, alrededor de 1910 y 1911; en la actualidad es el Jardín de Independencia de la capital zacatecana.(Fototeca Nacional del INAH) (Cortesía) Plaza Independencia, alrededor de 1910 y 1911; en la actualidad es el Jardín de Independencia de la capital zacatecana.(Fototeca Nacional del INAH) (Cortesía)
Imagen de


La indiscreción, la deslealtad, la cobardía y la estulticia hizo que medio mundo de las élites supiera que el domingo 20 de noviembre de 1910 iniciaría una revuelta. El objetivo era recusar la autoridad del general Porfirio Díaz.

Grupos políticos del interior de Zacatecas estuvieron comprometidos con la rebelión, pero la indiscreción hizo que el asunto fuera abortado.

En Juchipila, Jalpa y Moyahua fueron detenidos varios conspiradores.

Los antirreeleccionistas sin cara en estampilla postal eran Francisco Sandoval, Maximiano Santoyo, Gabino Romero, Sebastián Prieto, Pío Márquez, Esteban Guzmán, Jesús Cortés, J. Trinidad Reinoso, Tomás Figueroa, Cándido Sandoval, Pedro Hoyos, Fidencio Ruiz, Crispín Robles Villegas y el doctor José María Macías Rubalcaba.

El contacto de ellos con Francisco I. Madero era el abogado J. Guadalupe González, otrora candidato a diputado federal por las regiones de Nochistlán y los cañones de Juchipila y Tlaltenango.

La clave de comunicación entre Madero y González era la palabra “periódico”.

El contacto de González en San Juan Bautista del Teúl era el ranchero Manuel Caloca Castañeda. De éste, en el municipio de Tepechitlán, era Ezequiel Cervantes Magallanes.

Cervantes Magallanes huyó al saber descubierta la rebelión. Desapareció el 19 de noviembre.
Una nota, escrita en un cartoncillo recortado en forma de rectángulo irregular, da cuenta que la Revolución no ocurriría en la región.

El mensaje expresa: “Motivos que usted no ignora, me impiden asistir a la reunión que usted y nuestros demás amigos organizan y a la cual debo su honrosa invitación. Espero se digne disculparme, autorizándolo para dar una explicación a los demás señores del motivo dicho.”

Ezequiel era profesor de instrucción primaria en Tepechitlán. Un año antes estuvo en Santa María de la Paz, el pueblito vecino del Teúl.

El 20 de noviembre de 1910 no inició el levantamiento armado. Tan no sucedió que el semanario El Correo de Zacatecas publicó que en la entidad no ocurriría tal acontecimiento.

La mecha fue encendida al año siguiente. Luis Moya Regis y su brigada revolucionaria Benito Juárez insurreccionaron el estado.

Las balas y la desestabilización fueron entre febrero y mayo de 1911.

Los 20 de noviembre
La rebelión maderista triunfó en mayo de 1911.
Antes hubo destrucción, como el incendio de la jefatura política del partido de Fresnillo y de un tugurio que servía como sala de cine en el Mercado González Ortega de la capital del estado.

En defensa de las autoridades, el Ayuntamiento de Zacatecas publicó una nota donde aseguró que los hombres que defendieron la plaza fueron valientes y bizarros.

Esa bizarría es la ironía de Ramón López Velarde en el poema La bizarra capital de mi estado, título semejante al que medio mundo apelaría entonces.

Triunfantes los rebeldes maderistas ocuparon el gobierno estatal y publicaron periódicos.

El 20 de noviembre de 1911 en el texto En el glorioso aniversario se expresó que el pasado es el lapso de la dictadura de Porfirio Díaz.

Además, precisa que el 20 de noviembre era el arranque de “la palabra del pueblo-esclavo que pedía legalidad y honradez estricta”.

En su concepción, la Revolución es tal como la definió el francés Alphonse de Lamartine (Historia de los Girondinos e Historia de la revolución de 1848): “La Revolución es el resultado de una idea moral, de una razón y de una lógica, de un sentimiento, de un deseo dirigido; si son un ideal elevado, en vez de ser una pasión abyecta, tales revoluciones manifiestan, aun en sus catástrofes y en sus pasajeros extravíos, cierta savia, cierta juventud y cierta vida, que prometen a las razas largos y gloriosos periodos de crecimiento”.

El texto concluye: “En el aniversario glorioso, nosotros decimos al pueblo: trabajad y esperad y grabad en vuestro corazón los ejemplos altos que ofrecieron a vuestros ojos, Aquiles Serán, Guillermo Baca y José Luis Moya y todos los héroes y mártires que pusieron su vida al servicio de la libertad y de la democracia.”

En 1913, el 20 de noviembre fue un día referencial. Pero la candente guerra civil minimizó el aniversario. Ningún bando revolucionario y gubernamental lo consideró en su agenda.

La fecha del inicio de la guerra civil será fecha de aniversario hasta que el movimiento sea definido como el nuevo estado de cosas y sea el de la Revolución Mexicana.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Mineros enfrenta a los Alebrijes en la Fecha 4 del Ascenso MX
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.98
Venta 22.48
€uro
Compra 23.37
Venta 23.87

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad