Friday 20 de January de 2017

La puerta del reino de Dios y de la vida

Fernando Mario Chávez Ruvalcaba      21 Aug 2016 00:51:57

A- A A+

Compartir:
(Cortesía)
(Cortesía)

Introducción

Todas y cada una de las personas estamos llamados a darle sentido a nuestras vidas, en este mundo en el cual, Dios creador y redentor, nos ha colocado en las diversas etapas de la historia y dentro de las circunstancias que caracterizan el entorno y nuestra presencia en él, actuando para bien o para mal.

Como cristianos que somos a partir de nuestro bautismo e iluminados siempre con la palabra de Dios, debemos avanzar constantemente en el conocimiento de Dios y su revelación que se ordenan.

Para que participando de su vida de poder y gracia, respondamos a su divino querer como la fuente única y total de nuestras vocaciones en lo individual y en lo comunitario.

La vida, desde que nacemos está marcada con gozos, pruebas dolorosas y ambientes que favorecen o no, nuestra existencia con el sello que nos hace ser imagen y semejanza de Dios.

Quien quiere que al participar de su gracia y vida divinas, nos identifiquemos con su hijo hecho hombre a quien debemos escuchar y seguir para conquistar la vida eterna, con los retos y más allá de ellos, que la vida nos depare. 

El padre eterno quiere que nos salvemos en el tiempo y para la eternidad, participando y perteneciendo a su reino de paz, fraternidad y amor verdadero. 

Pero conquistar y formar parte de este reino lleva en su entraña la lucha, el esfuerzo y la entrega de cada
día, hasta  que seamos llamados para siempre a gozar de su presencia en el cielo.

La puerta estrecha del reino de Dios y de la vida

En el evangelio de hoy, según San Lucas, leemos: “En aquel tiempo, Jesús iba enseñando por ciudades y pueblos, mientras se encaminaba a Jerusalén.

Alguien le preguntó: “Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?”. Jesús le respondió: “Esfuércense en entrar por la puerta que es angosta, pues yo les aseguro que muchos tratarán de entrar y no podrán. 

Cuando el dueño de la casa se levante de la mesa y cierre la puerta, ustedes se quedarán afuera y se pondrán a tocar la puerta, diciendo: ¡Señor, ábrenos! Pero él les responderá: No sé quiénes son ustedes”.

Esta puerta angosta que impide la entrada a unos, los judíos primeramente llamados a pertenecer al Reino de Dos, se abre, sin embargo, para otros, como afirma también Jesús: “Vendrán muchos del oriente y del poniente, del norte y del sur, y participarán en el banquete del Reino de Dios. 

Pues los que ahora son últimos, serán los primeros; y los que ahora son los primeros, serán los últimos”.
La salvación que Dios Padre ofrece a todos los hombres, judíos y no judíos, es universalmente para todos los hombres de buena voluntad; quienes acepten libremente la invitación que por Jesucristo llega a todos los pueblos de la tierra, con sus culturas, modos de ser, pensar y actuar.

Es la puerta, que siendo angosta, muchos por ella  pueden entrar. Es la puerta estrecha del Reino de Dios y por ella se accede a la vida en plenitud.

Se cumple lo que Jesús dijo: “Yo he venido para que tengan vida en abundancia…soy el buen pastor que da la vida por sus ovejas”.

Aplicaciones prácticas de la doctrina de este domingo

En las culturas tan diversas de esta etapa que vive la humanidad con su carga de permisivismo en muchas formas y maneras, sin tomar en cuenta el mensaje evangélico que Cristo ofrece universalmente a todos los hombres y contraviniendo los mandamientos de la ley divina.

Entrar por la puerta angosta para participar en el Reino de Dios, es un llamado fuerte a la responsabilidad y lucidez de quienes se esfuerzan por ser fieles a Dios y a los principios evangélicos: solidaridad, fraternidad y servicio a los hermanos, frente al egoísmo, la agresividad y la violencia que diariamente constatamos a través de los medios de comunicación y en la experiencia propia de muchos. 

Debemos luchar con la gracia de Dios para no dejarnos llevar del consumismo, la idolatría del dinero que lleva a muchos  hoy día, a cometer crímenes terribles. 

Es cierto también que con la fuerza y la luz del evangelio, es posible ser generosos, ayudar a los que necesitan ayudas diversas, según las posibilidades que cada quien tenga…en pocas palabras, asimilar el mensaje evangélico que hace a los cristianos fieles y comprometidos con Cristo, llevar a efecto en la práctica de cada día, el programa de santidad consistente en hacer siempre la  voluntad de Dios, aún a costa de sacrificios y generosa entrega. 

Conclusión 

Como resaltó fuertemente el Concilio Vaticano II, todo discípulo de Cristo y cada uno según su estado, situación y carisma propio, está llamado a la santidad cristiana en cualquier condición social y laboral: en la familia y el matrimonio o en la vida consagrada, en el trabajo de casa o en la oficina, en los hospitales o en las ventanillas donde se tramitan tantos asuntos de diversa índole, en la enseñanza, en el taller o en el campo o cuando tantos y tantos conducen sus vehículos para ir a cumplir con actividades y compromisos.

Podemos dar término a estas exhortaciones homiléticas, diciendo una vez más: es absolutamente necesario entrar definitivamente por “la puerta angosta” del Reino de Dios y de la vida plena, ya que la llamada de Dios a la santidad es para todos: “Sean perfectos como su Padre celestial es perfecto” (Mt 5, 48).
*Obispo Emérito de Zacatecas





Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Suspenderán el servicio del agua en colonias de Zacatecas y Guadalupe 
EU no impondrá pena de muerte a El Chapo: SRE
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
Destituyen a Eduardo López de Recaudación de Jerez 
Pagan quincena a trabajadores del PRI; les adeudan prestación
Encuentran cadáver descuartizado de niño de dos años 
Reanudarán las clases el lunes en los 40 planteles del Cobaez
#Video Se registra un aparatoso accidente en el entronque a Morelos 
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
Estancia Infantil, un sueño hecho realidad para Rubí Dávila 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad