Saturday 25 de February de 2017

Juanga forever

Miguel G. Ochoa Santos      4 Sep 2016 20:42:06

A- A A+

Compartir:
Sólo a Nicolás Alvarado se le ocurre tocar con los aguijones de la rosa a una figura de culto nacional. Juanga ha ingresado al panteón de las figuras intocables y dogmáticas de la cultura mexicana, se ha vuelto eterno y etéreo. Se ha situado más allá de las clases sociales y de las disputas de género, de las colisiones políticas y los fragores mediáticos.
 
Acaso por ello, desde el presidente Peña Nieto hasta AMLO mostraron su dolor por la irreparable pérdida; le lloraron lo mismo en las casas ricachonas de San Pedro, Nuevo León, que en la periferia humilde de Ciudad Juárez. El estado de aflicción apareció en la comunidad lésbico gay, al igual que en los territorios machistas de las cantinas “ladies free”. Los sobrios bohemios se hermanaron por un día con los teporochos irredentos. Televisa y TV Azteca inundaron las pantallas de Crestomatías.
 
No deja de llamar la atención que esta sagrada unificación de los diverso, esta suerte de consenso nacional, se haya dado en un país acostumbrado a las confrontaciones eternas y la disidencia perpetua. Vaya lección para los políticos y los empresarios, un cantautor les ha puesto el ejemplo de lo que es borrar las contradicciones, a golpe de tonadillas pegajosas.
 
El misterio que flota en el ambiente intelectual es intenso. ¿Qué ingredientes poseen las canciones de Juanga para diluir las fronteras del encono? ¿Serán éstas o el carisma del personaje aquello que incita la liquefacción cultural? ¿Cómo puede ser que un conjunto finito de tonadas pueda conmover a un pueblo entero? ¿Habrá disidencia frente a la monumental obra de Juanga?
 
No, al parecer hoy todos somos Juanga, como fuimos Marcos, algún día en la ingenuidad de la noche. Malhadados son los oídos que no saben disfrutar las gracejadas, los temas y los moldes recursivos de las canciones del genio michojuarense. Desventurados sean quienes no alcanzan a vislumbrar la lucha silenciosa del ídolo por empujar la igualdad de género en un país profundamente homofóbico.
 
Sólo Nicolás Alvarado discrepa.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar


Lo más leído
Kuczynski, el primer presidente latinoamericano que visita a Trump
EU planea adjudicar contratos para muro en abril
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 19.90
Venta 20.4
€uro
Compra 21.03
Venta 21.53

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad