Tuesday 21 de February de 2017

Zacatecas, la vida en la ciudad minera

Alvaro Octavio Lara Huerta      14 Oct 2015 22:40:15

A- A A+

Compartir:
La historia de los barrios de Zacatecas es importante para conocernos a nosotros mismos como sociedad. (Archivo)
La historia de los barrios de Zacatecas es importante para conocernos a nosotros mismos como sociedad. (Archivo)
Presentar un texto, normalmente dicen los estudiosos, tiene que ver con sugerir el hilo conductor para que los posibles lectores puedan hurgar en el blanco y negro de las ideas con olor a tinta.

Sin embargo, quiero aprovechar la oportunidad para explicar en breve la intención y la intencionalidad de un grupo de soñadores entusiastas de la Asociación de Historiadores Elías Amador que, sin esperarlo, se insertan y documentan nuestra identidad.

La sorpresa de la mirada, descubrir que somos capaces de percibir lo antes no imaginado o quizá de participar de lo obvio y evidente de una forma distinta, constatar que lo cotidiano está ahí y de pronto aparece.

Desde dónde viene la chispa de la sorpresa del presente quizás, tal vez del futuro, con mayor certeza puedo decir que del pasado.

La obra Barrios de Zacatecas pertenece al aquí y al ahora, pero las consecuencias de su aparición nos esperan en algún momento posterior. Documentar los caminos recorridos, volver a preguntas no resueltas y recordar frases en apariencia olvidadas.

Un día el barrio es uno, y de pronto ya es otro, y después vuelva a cambiar, y sigue su evolución sin perder su esencia apareciendo nuevos objetos y desapareciendo otros.

Zacatecas cambia, pero se modifica más nuestra forma de entenderla, de asociarla, de interpretarla (se nos olvida). Y cuando todo se mueve, la sorpresa aparece.

La historia de nuestros barrios es sorprendente. La primer pregunta es por el objeto del territorio, desde nuestros antecedentes biológicos culturales. ¿Cuántas historias han existido en Zacatecas? Muchas, todas, pero son pocas las que han dejado constancia de lo vivido. Esto afecta la memoria colectiva de nuestra ciudad.

No es lo mismo una ciudad sin reflejo reflexivo de lo que sucede con los habitantes, que una ciudad que se mira, expresa lo que mira y promueve un diálogo con el pasado y el presente.

Sería maravilloso que cada generación registrara lo sucedido en cada trozo de ciudad, tanto por razones políticas, culturales o ecológicas.

¿Hasta dónde y en qué situación cambiaría Zacatecas al conocer a fondo nuestras identidades, nuestras costumbres, nuestros rituales, nuestro consumo?

Esta es una pregunta sin respuesta, pues no podríamos conocerlo si no tenemos testimonios que ejemplifiquen lo que sucede.

Por eso es tan importante Barrios de Zacatecas que deja constancia de lo que fue Tonalá Chepinque y la mina de Quebradilla, los Bolos y la Filarmónica, San Juan de Dios y nuestro Centro Histórico.

Reconozco y aprecio mucho el trabajo que a lo largo de cinco años, que me ha tocado vivir de cerca, la asociación hace por Zacatecas y por la cultura. Ojalá proyectos como estos sigan replicándose y seguir uniendo esfuerzos para que siempre exista memoria.

A quien esté interesado en esta lectura, la obra puede conseguirse en Casa Municipal de Cultura sin costo alguno.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
El Runrún: Zacatecas puede oaxaquizarse   
Tuzos le pega de visita a Necaxa en Segunda División
Balean un camión urbano
Pacto de unidad revolucionaria 
Muere una pareja en accidente
Tu felicidad es tu responsabilidad
Flores, en Río Grande
Gobierno del Estado no ha sido notificado de la controversia: coordinador jurídico 
¿Por qué corres tanto?
Lavadora
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.39
Venta 20.89
€uro
Compra 21.56
Venta 22.06

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad