Monday 20 de February de 2017

El turismo & Trump

Raúl Muñoz del Cojo      12 Nov 2016 00:34:16

A- A A+

Compartir:
Ante la realidad y decisión de nuestros vecinos del Norte de elegir como presidente al señor  Donald Trump, considero importante analizar un poco el origen de su fortuna así como lo que representa ese nombre para el turismo mundial, ya que parte de su dinero esta invertido en hoteles de lujo ubicados en ciudades o puntos de interés para viajeros internacionales.

Como todos sabemos, al presidente electo de los Estados Unidos le encanta hablar de dinero; tanto es su ego al respecto que a sus seguidores les dice que es muy rico y que siempre ha sido bueno para hacer plata.

Según él, su patrimonio asciende a más de 10 mil millones de dólares pero, siendo claros, esto siempre ha sido cuestionado.

Lo que sí le puedo asegurar es que no hay claridad en el total valor de su fortuna ya que para la revista Forbes el valor neto de la misma es de 4 mil 500 millones, Wealth X dice que posee 4 mil 400 millones y el índice de Bloomberg informa que solo tiene 2 mil 900 millones.

El mes pasado en un acto de campaña comentó a los presentes que el origen de su imperio se debió a un préstamo que le hizo su padre por un millón de dólares.

Para muchos, a este hombre, ahora presidente electo, se le puede considerar un magnate de bienes raíces pero desde mi punto de vista gran parte de ese patrimonio actual proviene del valor de su marca, misma que comenzó a construir en la década de los ochentas la cual licenció a varias firmas, punto que acrecentó la importancia de la misma a nivel mundial.

En 1987 al publicar su libro El arte de la negociación logró que su fama tocara los puntos mas altos.
Actualmente muchas marcas pagan derechos por el uso de su nombre y no son propiedad de su organización tales como Trump Ocean Club y Trump Fine Foods.

Hablando de hotelería la marca Trump representa un emporio de hoteles de lujo en Nueva York, Chicago, Las Vegas, Panamá, Toronto, Waikiki, Miami y Doonbeg.

Le comento que no hay dos hoteles iguales y cada uno de estos es reconocido por su ubicación y arquitectura. En sus propiedades nada se deja al azar y no se escatima en esfuerzos para crear una experiencia totalmente personalizada.

Por si esto fuera poco,  la comida en cada uno de estos establecimientos los llevará no solo a disfrutar de la hospitalidad, sino a degustar un muy buen alimento y, según palabras de ellos, después de esa experiencia sabrá la diferencia entre vivir la vida y no hacerlo.

Para que se dé una idea del potencial turístico que representa esta marca le mencionaré a continuación parte de los atractivos con los que cuentan cada una de estos hoteles alrededor del mundo.

En Panamá el Trump International Hotel & Tower tiene 70 pisos que se elevan sobre la Bahía de Panamá. Este hotel reúne en su territorio comodidades exclusivas y alojamiento innovador. El diseño de este hotel evoca una vela majestuosa totalmente desplegada al viento. Este lugar es el edificio más alto y grande de Centroamérica.

En Miami el Trump National Doral es un resort donde el golf y el spa le dan un plus que no muchos lugares tienen. Los torneos de golf, la cocina de diseño y la casa club pueden hacer que su experiencia en este lugar sea simplemente inolvidable.

En Las Vegas la torre de 64 pisos de vidrio dorado aloja nada menos que 1 mil 232 habitaciones de un mobiliario distinguido y sin igual; también se tienen en este lugar 50 lujosas suites penthouse. Aquí las ventanas dan de piso a techo para disfrutar de las vistas de la ciudad y las montañas circundantes.


De la misma manera y bajo el mismo esquema se encuentran los hoteles de Nueva York, Chicago, Waikiki, Toronto e Irlanda.

El diseño de los mismo se adecua a cada lugar y en las capitales importantes del mundo, destacan las torres de mas de 75 pisos, el lujo sin igual y las cocinas de los mejores chefs. ¿Qué le parece?

Independientemente de lo turístico que en esta columna es prioridad, es muy importante observar también la situación por la que pasa el mundo en estos tiempos.

Pienso que en las elecciones de nuestro país vecino no ganó ni el empresario, ni el mal hombre, ni el misógino, mucho menos pensar que ganó la ignorancia.

Lo que realmente triunfó en esas elecciones fue el sentimiento reprimido de la gran parte de los americanos.

Como mexicanos debemos estar atentos a las oportunidades que esta crisis nos traiga y definitivamente no debemos de estar pensando en el muro que se quiere construir.

Es momento de comenzar a ver qué haremos para que nuestro México sea cada vez mejor.

A ver si comenzamos dejando  ya el servilismo y la idolatría a lo extranjero que tanto nos gusta.

Ojalá nuestros valores se enfoquen a querer lo nuestro y nos decidamos a hacer lo correcto para tener ese México en el que siempre hemos soñado.

Por favor, dejemos de una vez por todas el síndrome del conquistado que tanto mal nos hace.

Finalmente los invito a reflexionar muy seriamente en que si no trabajamos, desarrollamos ideas, pagamos impuestos, denunciamos, o simplemente esperamos como siempre a que papá gobierno resuelva nuestros problemas, jamás dejaremos de ser el patio trasero de los norteamericanos.

Ya es hora de querer un México mejor. Hasta la próxima.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Las redes sociales “malinforman” a la ciudadanía: procurador 
Bielsa vuelve a la liga francesa, ahora con Lille
Peña rechaza críticas al Ejército; lamenta pérdida de 139 soldados
Dolgopolov se corona en Buenos Aires
Messi salva al Barsa con doblete
Leipzig gana y se acerca al puntero Bayern
Zlatan y Pogba guían al United en la FA Cup 
Promueven acciones contra el feminicidio
El parque de ciencia, con un plan de manejo ambiental
Complicado, el proceso de adopción de adolescentes
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.43
Venta 20.93
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad