Saturday 25 de February de 2017

​Defensa de la familia y el matrimonio

Cicerón Muro Cabral      26 May 2016 20:37:19

A- A A+

Compartir:
México ha entrado en una última fase para legislar constitucionalmente los matrimonios entre personas del mismo sexo sin que sufran discriminación de algún tipo. Este tipo de legislaciones han ido en aumento desde la década pasada.

Los primeros lugares en donde se legalizaron los matrimonios (con todos los derechos legales como la adopción) entre personas del mismo sexo fueron la Ciudad de México y Coahuila, siguiendo una jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitida este mismo año en la que obliga a todos los jueces a favorecer el matrimonio igualitario a pesar de las restricciones que pueden presentar las
Constituciones locales de cada estado en la que define el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

Ante tales hechos históricos de nuestro país, que busca en este ámbito ponerse a la par de las grandes naciones más desarrolladas como Canadá e Islandia, que ya tienen aprobados este tipo de matrimonio desde hace ya varios años y que hasta en el caso de la última nación ya han tenido una primera ministra lesbiana, hoy día en México aún hay grupos políticos con gran fuerza que buscan anular estas iniciativas y generar un ambiente de odio para la comunidad LGTB. 

Quien encabeza esta campaña de odio, a la cual ellos llaman “la defensa por la vida y la familia natural” es el sector más conservador de la Iglesia, mismo sector que fue regañado por el Papa Francisco durante su visita a México.

Que existan fuerzas políticas que siguen una doctrina que no reconoce la libertad y la igualdad de los ciudadanos sin importar su orientación sexual o género en un régimen democrático es algo inadmisible. 

Quienes defienden la “familia natural” deberían leer un poco de antropología, su idea de familia fue concebida hace pocos siglos. En las culturas antiguas, como la griega y la babilónica, la homosexualidad no era mal vista, sino más bien algo normal y común. 

Por otra parte, el modelo de familia que ustedes defienden ni si quiera es mayoría en este país, ¿acaso un hogar con madre e hija no son familia, o con sólo dos hermanos? No existe una ley de la naturaleza o algo así que dicte que la familia es como quieren y la homosexualidad es “antinatural” o “inmoral”, además las leyes biológicas describen, no prescriben.

Estos sectores conservadores, llenos de prejuicios y homofobia, contaminan a gran parte de la sociedad mexicana. Ellos son quienes destruyen familias al imponer su modelo. Ellos son quienes restringen el amor y el matrimonio a quienes no siguen lo que piensan.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Kuczynski, el primer presidente latinoamericano que visita a Trump
EU planea adjudicar contratos para muro en abril
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 19.90
Venta 20.4
€uro
Compra 21.03
Venta 21.53

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad