Monday 20 de February de 2017

​De gringos, armas y matanzas

Ricardo González      22 Jun 2016 22:15:31

A- A A+

Compartir:
La masacre de Orlando, Florida, volvió a poner en discusión el tema de la venta y posesión de armas en Estados Unidos.

Por estos días me encuentro tomando unas pequeñas vacaciones por Lawton, Oklahoma. La mitad de la ciudad es una base militar y la otra son militares jubilados. Republicanos pero no racistas –al menos no he visto ningún caso-.

En este viaje conocí una tienda que se especializa en caza y armas. Debo reconocer, querido lector, que soy comprador compulsivo, pero en esta ocasión no sabía si era una tienda o un museo.

Al exterior del lugar te recibía una imponente estatua ecuestre de un cazador del siglo 19, con varios venados de enormes astas, además de las ofertas de temporada: uno comedores para ciervos a mitad de precio y uno botes para hacer kayak con descuentos similares.

Al ingresar te encuentras con una inmensa cantidad de colores. Al fondo, una montaña grisácea poblada con animales disecados que en vida poblaron las frías zonas de Estados Unidos: osos polares, alces, venados, lobos, zorras.

Mi cabeza voltea al techo y a las altas paredes para encontrar más y más animales o cabezas disecadas, estas últimas colocadas sobre bases de madera que acreditan que son trofeo de caza.

Casi la mitad de la tienda estaba dedicada a las armas, balas, limpiadores, productos químicos para hacer sus propias balas, fundas. 

Las armas que ahí se vendían no solo eran de caza; una parte estaba dedicada al siglo 19: Máuser, Colt, Winchester, todas habían aparecido en esas míticas películas del género Western.

Las pistolas automáticas ocupaban su propia área. Había desde las Colt 45 milímetros, hasta pequeñas piezas de 22 milímetros. Los revolver también se hacían de un amplio lugar.

Los rifles y las escopetas estaban fuera de vitrinas. Las podías tocar, tomar en tus manos y apuntarlas, estaban bloqueadas con abrazaderas plásticas y no tenían munición. Había unos rifles que tenían toda la finta del rifle de asalto usado por el Ejército Mexicano, de este último no recuerdo ni el nombre ni el modelo.

Los precios variaban desde 100 hasta mil 500 dólares, aunque las armas antiguas eran algunas más caras. Para comprar todo ese arsenal sólo se requiere de dinero y de una identificación de Estados Unidos.

Admito que después de la sorpresa inicial de la visita a aquella tienda me surgieron dudas y un miedo.

El joven que mató a esas 50 personas no tuvo problemas para hacerse con un arma, mucho menos el crimen organizado en México, pues con un cargamento de coca que llegue completo se pueden regresar a nuestro país con todo un arsenal. Disfrute lector del verano.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Las redes sociales “malinforman” a la ciudadanía: procurador 
Bielsa vuelve a la liga francesa, ahora con Lille
Peña rechaza críticas al Ejército; lamenta pérdida de 139 soldados
Dolgopolov se corona en Buenos Aires
Messi salva al Barsa con doblete
Leipzig gana y se acerca al puntero Bayern
Zlatan y Pogba guían al United en la FA Cup 
Promueven acciones contra el feminicidio
El parque de ciencia, con un plan de manejo ambiental
Complicado, el proceso de adopción de adolescentes
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.43
Venta 20.93
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad