×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



La expansión de giros comerciales y servicios
Redacción
~
06 de Octubre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía /

En el presente siglo los giros comerciales y de servicios han registrado un notorio incremento que  supera ampliamente al padrón correspondiente a la última década del centenario anterior.


Recientes y acuciosas investigaciones arrojan cifras, hasta cierto punto sorprendentes, que supuestamente se considerarían como un desarrollo natural del sector aludido al comercio, de acuerdo al crecimiento urbanodemográfico, social y económico de la ciudad. Esta, sin lugar a dudas, sería la versión más halagadora y optimista.


Sin embargo, han brotado otras aseveraciones sobre el particular, una de ellas: no ha sido uno, sino varios, los factores que han influido en la incontrolable expansión de giros comerciales formales e informales. A manera de ejemplo: la abundante circulación de papel moneda y a la imperante y predominante anarquía en esta ciudad. 


Las evidencias testimoniales que sustentan nuestra opinión se encuentran en un censo levantado en el año del 2001. En él se precisa, con la mayor exactitud posible, cuantos giros se tenían oficialmente registrados. 


Era un padrón que corresponde específicamente al mes de enero de ese año. Los establecimientos estaban registrados tanto en las organizaciones comerciales existentes y en funciones, así como en los sistemas tributarios a nivel municipal, en este caso. 


En el aludido resumen de clasificación de negocios y servicios en la ciudad de Fresnillo se registraban  2 mil 627 giros. 


En lo que va del siglo 21, la cantidad señalada ha sido rebasada por más del 100 por ciento. Para  algunos analistas es el reflejo del desarrollo natural de una población con potencial económico que propicia y sustenta una actitud demandante de más giros y servicios. De ser así todo estaría en orden y, evidentemente se tomaría como desarrollo global.


Sin embargo, la verdad es otra: el crecimiento comercial no es síntoma producto de promociones, gestoría o algo parecido. Claro hay excepciones por la respuesta de los empresarios o inversionistas locales. Lamentablemente su participación es relativa.


Retomando la incontrolable expansión de infinidad de giros comerciales o de servicios que se han  disparado a insospechados parámetros y rebasando todo tipo de expectativas, los analistas más conscientes en sus consideraciones han señalado que viene a ser el efecto derivado a una especie de auto promoción, pero sin control de ninguna naturaleza o norma reguladora.


Como no se ha sentido la presencia efectiva de algún organismo o dependencia que promueva y regule desde la apertura o el establecimiento de negocios y servicios, consecuentemente por todos rumbos se instalan y abren la cobertura de bienes y servicios a la comunidad con absoluta libertad. En otros casos, se cierran establecimientos de todo tipo sin notificación alguna.


Del censo en cuestión se destacan 473 establecimientos de abarrotes, 165 de ropa, 160 talleres mecánicos, 111 refaccionarias y 109 restaurantes. En otro orden 62 vinateras, 70 de material eléctrico, 81 estéticas, 79 loncherías, 58 zapaterías, 48 carnicerías, 34 venta de materiales para la construcción, 47 mueblerías, 55 papelerías, 49 tortillerías, 25 vulcanizadoras, 28 video clubes, 29 pensiones, 37 novedades y regalos, 24 neverías, 23 de telefonía celular, 30 para preparación de productos agrícolas y lácteos.


En otro orden: 19 establecimientos de artículos deportivos, 19 bares y cantinas, 38 bodegas, 27 de de Chiles, 21 para venta y servicio de computadoras, 27 artículos de decoración, 15 dulcerías, 36 farmacias, 32 ferreteras, 19 hoteles, 4 funerarias, 11 gaseras, 5 gasolineras, 22 joyerías, 14 clínicas médicas, 18 carpinterías, 8 estudios fotográficos, 9 de importaciones, 8 imprentas, 10 maquiladoras, 10 boneterías y mercería, 9 agencias de viajes, 8 bancos, 8 billares, 4 casas de empeño y préstamo.


En la lista se registraron más giros y servicios, por ejemplo: 47 panaderías, 12 de pinturas, 12 de pisos y azulejos, 9 de publicaciones, 21 de refacciones para bicicletas, 3 para renta de ropa, 10 de venta de ropa usada, 10 establecimientos para eventos sociales, 5 sastrerías, 6 de talabartería, un taller de fragua, 10 talleres de torno, 7 de tapicería, una empresa de televisión por cable, 7 tiendas naturistas, 12 tintorerías, 12 empresas de transporte de personas, 10 giros para la venta de carnes frías, IO venta de discos, 7 reparación de llantas, 4 venta de aparatos de sonido, 2 venta de telas, 30 veterinarias y de forrajes.


También se anotaba a 2 empresas de serigrafía, una de báscula, 2 de seguros en general, 7 de mensajería y paquetería, 2 de marcos y molduras, 10 jugueterías, 2 granjas avícolas, 11 gaseras, una embotelladora de refrescos, 2 discotecas, 7 cajas de cambios, un cine, 8 bancos, 55 balconeras, 11 de artículos vaqueros, 5 de agua purificada, 6 agencias de autos, entre otros.


Al revisar con detenimiento el documento que data del mes de enero del 2001, encontramos omisiones en el registro, notamos que faltan más giros comerciales.