×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Peligra el servicio del agua potable por falta de recaudación
Marcela Espino
~
13 de Septiembre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Marcela Espino /

El Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Fresnillo mantiene una batalla contra las tarifas de la Comisión Federal de Electricidad por los altos costos que le representan.


El director de Siapasf, Rafael Valenzuela Rodríguez, dijo que el municipio está en riesgo de quedarse sin agua potable ante la falta de recaudación y el aumento en las tarifas de la CFE.


Mencionó que este jueves vence el plazo para el pago de 4 millones de pesos de los recibos del Sistema Carrillo, que abastece al 65% de la población.


También están por llegar los cobros del sistema Pardillo que corresponden a un millón 200 mil pesos aproximadamente y da servicio al resto de los usuarios.


“Este mes los consumos van a rebasar los 5 millones de pesos y tenemos baja recaudación, prácticamente ahora no tenemos nada”, expresó. 


De igual manera, se prevén conflictos por la situación de proveedores quienes requieren los pagos por sus servicios, pero tampoco se tiene la solvencia para atenderlos.


Expuso que se les deben a algunos proveedores de servicios de reparaciones de los camiones cisterna del agua y a lo que arreglan bombas y otros insumos.


Ante ello, hay posibilidades de que se les retengan los equipos ante la falta de cumplimiento en los pagos.


Valenzuela Rodríguez refirió que se aplican medidas para recaudación como las visitas a las colonias en las que se pueden recuperar hasta 40 mil pesos por día.


Sin embargo, aunque persistan en el esfuerzo, no van a alcanzar a las tarifas de la comisión que suben constantemente.


Un ejemplo de ello fue que en agosto debieron pagar 3 millones 500 mil pesos por este concepto en el sistema Carrillo, pero a la fecha, el recibo se incrementó a 4 millones 50 mil pesos. 


Dijo que una de las esperanzas es que se pague la factibilidad del Hospital de la Mujer que construye el estado, pero aunque se les dan expectativas de que se llevará a cabo no hay fechas concretas para el trámite. 


A esto se suma que deberán cumplir con el pago de nómina de los trabajadores de semana y de quincena, que corresponde a 670 mil pesos.


Así como la entrega de pagos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).