×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Buscan conservar en buen estado las áreas recreativas de la colonia Manuel M. Ponce
Marcela Espino
~
09 de Agosto del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Marcela Espino /

Representantes de la colonia Manuel M. Ponce solicitan apoyo de los vecinos para mantener el lugar en buenas condiciones, pues ya hay daños en el canal que sirve como espacio de convivencia y que fue rehabilitado meses atrás con presupuesto federal.


Los columpios que se instalaron en ese entonces debajo de un puente peatonal ya desaparecieron o están rotos, mientras que el adoquín está desmontado y existe un agujero en el mismo sitio. 


Los habitantes del lugar se están organizando a fin de recabar fondos para que se pinten más murales y así se respete el exterior de los edificios. 


 Teófilo García Barrón, presidente de participación social de la colonia, expuso que las madres de familia no llaman la atención a los niños que ven que hacen destrozos en los espacios públicos.


De igual manera, lamentó que también permiten que tiren basura y no se responsabilicen ni de barrer el exterior de sus domicilios. 


Afirmó que en temporada de lluvia la maleza crece y son pocos quienes apoyan para erradicarla y que los espacios queden dignos. 


En tanto que los pobladores buscan que se les brinden apoyos económicos para su rehabilitación, pero no invierten por iniciativa propia en las reparaciones que son necesarias para el mantenimiento de sus viviendas.


Un ejemplo de ello, es uno de los edificios que colinda con el canal y el templo católico del lugar, en donde el departamento de arriba está abandonado porque su techo está a punto de colapsar y representa un riesgo para los peatones. 


Por su parte, María Luisa Montes Esparza, quien gestionó el apoyo del gobierno federal, mencionó que hay edificios en los que se permitió que la maleza creciera arriba de ellos y se incrementa el deterioro.


Aseguró que junto a representantes de organizaciones civiles como Somos Fresnillo y Ubuntú, se trabajan proyectos para recuperar los espacios abandonados y promover la convivencia más sana entre los pobladores.


Uno de ellos es el reciclaje de plástico y aluminio que se acopia en su vivienda para recabar fondos para comprar la pintura de los murales planeados.