×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El sargazo que dañó Quintana Roo será usado como alimento
Excélsior
~
08 de Agosto del 2018 11:45 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / El sargazo acumulado este año en las playas de la entidad es 4 a 5 veces mayor que en temporadas anteriores.

CIUDAD DE MÉXICO.- El aumento de la temperatura de los océanos y la cantidad de nutrientes generados por los fertilizantes que se distribuyen por el Atlántico, entre otros factores, provocan que el sargazo sea una "plaga" que no se irá de las costas mexicanas y ya se buscan diversas medidas para aprovechar los componentes del alga que ha invadido 400 kilómetros de costa en Quintana Roo.

Así lo manifestó el director de Medio Ambiente del estado, Alfredo Arellano, quien, en entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, manifestó que este fenómeno es constante año con año, que es más abundante entre mayo y septiembre, y que la estadística incida que el sargazo crecerá y se atenderá de manera permanente.

Esto ocurre en 19 países del Caribe y parece indica que seguirá creciendo.Ahora es de 4 a 5 veces mayor que en años previos. Entre las consecuencias ambientales, si se queda mucho tiempo y se descompone, puede generar olores fétidos. No es dañino, pero causa molestias y es desagradable”, indicó el funcionario estatal.

Arellano dijo que se trabaja en una “barrera de contención” para que el sargazo no llegue a la zona de playas; sin embargo, reconoció que el principal problema es el volumen y la distribución del alga por 400 kilómetros de costa.

Indicó que el problema principal ocurre en Quintana Roo, pero que es posible que llegue a las costas de Yucatán.

El funcionario indicó que, actualmente, dos empresas se dedican “de forma artesanal” a la recolección y procesamiento del sargazo recogido de las playas, el cual es empleado como alimento para cerdos; pero que existen investigaciones en ciernes que buscan aprovecharlo para generar energía eléctrica y para elaborar ladrillos para la construcción.

Están en investigación para darle un uso comercial y así abatir los altos costos de su extracción”, concluyó.