×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Mauricio Ochmann deja las narcoseries por proyectos más familiares
Excélsior
~
03 de Agosto del 2018 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / El actor estrena 'Ya veremos', un filme que refleja cómo en la tarea de cumplir metas descuidamos lo que más amamos

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras haber anunciado hace tres meses la decisión de dejar de interpretar a un narcotraficante en El Chema a raíz de los comentarios que recibía de decenas de niños, a quienes no consideraba el público para un proyecto de tal naturaleza, Mauricio Ochmann decidió involucrarse en proyectos que apelaran más por los valores, el respeto y la familia.

Del tal suerte el actor se dice emocionado al estrenar Ya veremos, comedia que considera necesaria y que protagoniza junto a Fernanda Castillo.

“Es el tipo de contenido que estaba buscando hacer, algo cien por ciento familiar que incluye los cuatro cuadrantes: niños adolescentes, adultos y abuelitos. Esta película es necesaria y está muy bien cuidada,es una historia con la que se pueden conectar y divertir con los personajes.

Desafortunadamente el mundo”, sentenció. contenido de la serie que decidí ya no continuar (El Chema) me parecía que estaba torcido y aparte estaba siendo visto por niños, así que mi responsabilidad como persona fue decir ‘mejor ya no, esto no está bien’. Así que este tipo de contenidos (Ya veremos) nos vienen bien a la sociedad”, detalló en entrevista Mauricio Ochmann.

Detrás de Ya veremos se encuentra el director Pedro Pitipol Ybarra, con quien Mauricio ya había trabajado hace tres años en A la mala, comedia fílmica en la que trabajó con su hoy esposa Aislinn Derbez. En esta ocasión Ochmann se mete en la piel de Rodrigo, un médico separado y aún enamorado de su ex (Fernanda Castillo), quien tras un problema de salud de su hijo (Emiliano Aramayo) se acerca más a esa mujer que perdió debido a varios errores que cometió en la relación.

“Esta historia rescata valores familiares sobre todo en unos momentos donde estamos muy inmersos en nuestra profesión o tratando de cumplir nuestros retos personales y descuidamos lo que más amamos, que es la familia”, explicó el actor.

Para el yerno del también actor Eugenio Derbez, el filme de igual manera es un reflejo de las relaciones amorosas en donde no es que falte el amor, sino la comunicación y comprensión hacia el otro.

“El arco de mi personaje, de cómo se va dando cuenta de sus errores, me pareció algo muy bonito, algo como lo que nos debería suceder a los seres humanos. Lo que me gustó mucho de la historia es que no hay blancos y negros, más bien se retratan los grises de la vida, las situaciones de cómo son las relaciones humanas.Pitipol retrata muy bien el drama y la comedia y se vuelve una comedia entrañable”, remató el actor, quien estrenará en octubre Te juro que yo no fui con Ariadne Díaz.