Sufren tianguistas de Gavilanes por las bajas ventas 
×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Sufren tianguistas de Gavilanes por las bajas ventas
Alejandro Castañeda
~
19 de Julio del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Alejandro Castañeda / Frecuentemente los comerciantes venden muy poco o nada.

ZACATECAS.- El Tianguis de los miércoles en Gavilanes cada vez tiene menos comerciantes, donde los pocos que quedan se aferran a seguir ofreciendo sus productos porque es su única fuente de ingresos.

Fruta, verdura, ropa, herramientas, comida preparada y más es lo que se ofrece cada semana a los vecinos de esta zona de Guadalupe, que buscan ahorrar al surtir su despensa a precios accesibles.

Desde las 7 de la mañana los tianguistas, que desde hace 6 años se separaron de otro grupo, instalan sus puestos.

Los primeros en llegar son los fruteros y verduleros, porque la gente desde temprano busca la materia prima para hacer su comida.

Un comerciante de fruta recuerda que cuando llegaron a Gavilanes eran alrededor de 100 comerciantes de distintos productos, en la actualidad son alrededor de 60.

“Cada vez la gente viene menos, por eso otros compañeros que venden ya no vienen”, comentó uno de sus ayudantes.

Un comerciante de abarrotes recuerda que antes se poblaba más de comerciantes, por lo tanto había mayor oferta de productos.

“Ahorita los que venden ropa vienen un ratito nomás, ven que no hay gente y luego, luego se van, y es que está difícil”, aseguró.

Doña Enriqueta, quien es de las fundadoras, recordó que buscaron otro lugar para ubicarse, pero no se adaptaba al número de comerciantes, fue por eso que se decidieron por Gavilanes.

“De primero hacíamos promoción con volantes de mano y perifoneo para que la gente viniera y supiera que ya estábamos aquí”, apuntó.

Mencionó que se llenaba toda la explanada, las pequeñas áreas de juegos y en ocasiones hasta una calle abajo.

Hoy en día se ven muchos huecos de comerciantes que ya no fueron, otros más van cada 15 días porque “solo los días de quincena son los buenos”.

Doña Julia llegó desde el principio y se aclientó, por eso es de las pocas que tiene buenas ventas 
Dijo que ella si  acaba su comida, pero hay otros comerciantes que venden poco o de plano no venden nada.

La mayoría de éstos solo tienen el ingreso de sus ventas, por lo que viven al día y un día malo pega en su economía familiar.