×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Asesinos de su abuela decapitan a una niña por ser testigo del asesinato
Agencias
~
16 de Julio del 2018 14:08 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Excelsior / Las víctimas fueron llevadas a un cementerio con mentiras por el novio de la mujer

CIUDAD DE MÉXICO.- Como bien sabes, el asesinato es uno de los crímenes más comunes que los seres humanos han cometido a lo largo de la historia de la humanidad.

Aunque siempre, sea cual sea la situación, será algo horroroso, lo es más cuando las víctimas son inocentes y peor aún menores de edad.

Recientemente se dio a conocer que en un cementerio de Alabama, Estados Unidos, Mariah, una niña de 13 años que padecía autismo fue decapitada por dos hombres después de ver cómo mataron a su abuela, Oralia Mendoza.

De acuerdo con The Washington Post, la mujer de 49 años se había involucrado en el cartel de Sinaloa e incluso trató de trasladar medio kilo de metanfetamina de Georgia a Alabama en junio junto a su novio Yoni Aguilar e Israel Palomino.

Durante el viaje, Mendoza se sintió preocupada por la vida de su nieta y envió un mensaje a un amigo haciendo alusión al peligro. 

Lamentablemente, los hombres descubrieron el mensaje y decidieron que la mujer debía 'ser silenciada' pues tenían mucho que perder si sus secretos se filtraban.

Al día siguiente, llevaron con mentiras a Mendoza y a Mariah hasta un cementerio y ahí apuñalaron a la mujer varias veces hasta desangrarse.

Debido a que la menor fue testigo del asesinato, Yoni decapitó a la niña presuntamente presionado por su cómplice Israel.

Días después, un agricultor encontró los cuerpos y la investigación se puso en marcha.

Varios agentes dieron con los sospechosos y encontraron dos cuchillos -que se cree son las armas del asesinato- , uno debajo del colchón de Palomino y otro en la casa de Aguilar, además sangre en el auto del primero.

Los dos agresores están acusados de asesinato en primer grado.

Aunque el doble crimen ocurrió el 4 de junio, los detalles del caso salieron a la luz la semana pasada durante la audiencia preliminar de los acusados.

 

 Fotografía: Oficina del Sheriff del condado de Madiso