×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



El presidente de la Eurocámara pide una "lista negra" de traficantes de personas
AFP
~
09 de Julio del 2018 19:42 hrs
×


Compartir



Liga Corta




AFP / El presidente del Parlamento Europeo Antonio Tajani (I) con el jefe del Gobierno de Unidad Nacional (GNA) libio, Fayez al Sarraj, en Trípoli el 9 de julio de 2018.

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, pidió el lunes desde Libia establecer una "lista negra" de traficantes de personas que contribuya a reducir el flujo de migrantes de África a Europa.

"Tenemos que establecer una lista negra de los principales traficantes [...] para que la policía y las organizaciones de lucha contra la criminalidad en África y en Europa puedan trabajar juntas con un objetivo común", dijo Tajani tras reunirse con el jefe del Gobierno de Unidad Nacional (GNA) libio, Fayez al Sarraj.

"Si no logramos destruir estas organizaciones criminales, será muy difícil luchar contra la inmigración ilegal", aseguró.

El presidente de la Eurocámara dijo que había charlado con el responsable libio sobre la importancia de vigilar la frontera del sur de Libia para poder limitar el flujo de migrantes que llegan a ese país con el objetivo de cruzar el mar Mediterráneo rumbo a Europa.

En este sentido, sugirió que se instalen centros de acogida "en la frontera entre Níger y Libia" para separar a las personas "que efectivamente tienen el derecho de ser acogidas" como refugiados de los "migrantes económicos".

No obstante, la perspectiva de que se cierre la ruta libia, a medida que su guardia costera aumenta las patrullas, podría conducir a los traficantes más al oeste, en la ruta de Marruecos hacia España.

La visita de Tajani se produce poco después de que los líderes de la Unión Europea alcanzaran un difícil compromiso sobre migración que establece, entre otras cosas, la creación de "plataformas de desembarco" de migrantes fuera del territorio comunitario.

Libia, que se sumió en el caos tras la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011, está dirigida por dos entidades rivales: el GNA, patrocinado por la ONU, reconocido por la comunidad internacional y con sede en Trípoli, y un gobierno paralelo instalado en el este del país.