×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Reflexiones
Una sonrisa mejora la relación
Isabel Orendain
~
29 de Junio del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Al sonreir, el cuerpo libera endorfinas y serotoninas al torrente sanguíneo.

Cuando uno se propone en mejorar algo, alguna actitud, las cosas de verdad cambian; platicando con una amiga me dijo que está yendo a unos cursos de superación personal combinados con religión y cada semana que va se proponen algún propósito para cambiar y mejorar en su familia o en su entorno.

Ella se propuso sonreírle a su esposo cada que llegaba a comer y en la noche a la casa porque dice que ya la situación en su casa  era insoportable , lo peor es que no habían ni gritos ni sombrerazos pero la relación era indiferente ,sin cariño, ya la rutina les había llegado hasta el copete y no existía ya ninguna ilusión por ella de que llegara su esposo.

Lo que se propuso entonces fue sonreírle cada que él llegara a su casa en el mediodía y en la noche y está impresionada que con ese mínimo detalle las cosas empezaron a cambiar, dice que su dinámica familiar cambió a tal grado que hasta sus dos hijos jóvenes que viven con ellos se dieron cuenta de la mejora y ya no hay seriedad ni silencio, ya hay alegría y cariño; y lo que me dice es  que qué tristeza que van pasando los días y uno no se da cuenta que la indiferencia va rompiendo y desgastando la relación, con mucho orgullo y alegría  me decía “ no sabes cómo ha cambiado todo, estoy feliz, la rutina y la tristeza ya invadían mi vida y sólo con ese gesto de sonreírle a mi marido cuando llega mejoró nuestra vida en la casa”.

Hay que reflexionar sobre nuestra vida  diaria y ver que detallito podemos cambiar, puede ser con el esposo,  con alguno de los hijos..; en el fondo uno bien sabe después de reflexionar qué es lo que hace falta en nuestra casa para que la dinámica se mejore; como siempre les digo sólo se vive una vez y éste es el momento de cambiar, no hay que esperar a que el otro cambie, nunca es tarde de verdad algo sencillo puede ser el detonante, y ya que empecemos es muy importante tener paciencia porque el cambio para bien de seguro se va a dar, trayendo consigo mejores relaciones, menos tristeza y mayor alegría.