×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Historia documental de Zacatecas
Las cuitas de Ponce
María Auxilio Maldonado Romero
~
26 de Junio del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Por medio de una carta M. Ponce pidió ayuda a su amigo Eduardo.
Cortesía / Manuel M. Ponce es considerado el padre del nacionalismo musical mexicano.

Como una revancha de lo pasado en Columbus, Manuel M. Ponce sufrió las repercusiones del ánimo rencoroso del ciudadano común, en este breve misiva el músico hace la crónica de lo sucedido en uno de sus recitales en la Ciudad de Nueva York.

“New York, marzo 28 de 1916.
Mi siempre querido Eduardo.
En mi anterior te hablaba de mis temores, respecto al éxito financiero de mi recital, así como también del ambiente anti-mexicano, que ha exacerbado la actividad de Villa. Pero bien todas mis sospechas, se confirmaron con proporciones aterradoras.

Como verás por la liquidación adjunta  que enseñaras al viejo, seguramente- en esta ciudad de 6 000 000 de habitantes, en esta culta metrópoli que acaba de comprar palcos a 600.00 para la lucha Williard – Morán (cuya entrada total fue de 200, 000 dólares), en esta ciudad monstruosa, solo hubo la respetable suma de $ 30.00 de entrada en mi recital.

Porque de los boletos vendidos con ruegos y súplicas a algunos mexicanos, no llegaron a 25 pesos, de los cuales todavía deben seis.

Nunca mi querido Eduardo, me había acontecido semejante desastre. Me recuerdo de muchos recitales míos en ínfimas ciudades de México y en ninguno de ellos pasó algo parecido, estoy desolado, pero dispuesto a seguir mi camino lleno de espinas.

En cuanto a los críticos unos me han hecho un poco de justicia, otros han manifestado un olímpico desprecio… en fin si yo no tuviese fe en mí, sería para suicidarse esta situación.

Ahora no me queda otro recurso que volver a Cuba, a vivir modestamente. Pienso que con 25 o 30 pesos tendré suficiente dinero, pues desde luego me iré a Martínez House.

Te adjunto también dos crónicas que puedo utilizar en los periódicos de Cuba, para obtener una pequeña clase…y así vivir o mejor dicho arrastrar mi vida, mientras Dios así lo determine.

En la crónica del Herald notarás la alusión a Villa, cuando dice mister Ponce invadió New York y realizó el primer ataque en Aeolian Hall, etcétera ¿qué relación puede existir entre las felonías villistas y una manifestación – más o menos buena- de cultura.

La señora Mánzer sólo me compró un palco de 15 pesos. Ha sido un verdadero derrumbamiento todo en contra de mí, soportando en cada momento el calificativo de bandido con el que implacablemente nos señalan a todos los mexicanos, con notoria injusticia, no te imaginas el odio que nos tienen, después de la invasión de Villa.

Herald han publicado una larguísima letanía de injurias a México. Y ese odio se recrudece cada día más, al ver la impotencia de los Estados Unidos para atrapar al famoso cabecilla.

Yo te avisaré el día de mi salida, que como la segunda de don Quijote va a ser después de la paliza que me dé el destino como se la dieron al valeroso Hidalgo los mercaderes toledanos. Saluda muchísimo a tu señora, Luisito, Eduardo jr., al viejo, etcétera.

Tú hermano agradecido y amigo inolvidable. Manuel.”

AHEZ. Fondo: Colección especial Manuel M. Ponce. Serie: Correspondencia. Año:

Directora del Archivo Histórico
del Estado de Zacatecas*