×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Trotamundos
Habemus Teleférico
Raúl Muñoz del Cojo
~
05 de Mayo del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Este viernes fui testigo de un evento muy esperado por la comunidad turística del estado donde el gobernador Tello y su esposa, así como la alcaldesa de Zacatecas y los secretarios de Turismo e Infraestructura: dieron el banderazo para el reinicio de operaciones del icónico Teleférico de Zacatecas. 

Parece increíble que algo tan nuestro tuviera tantos años en funcionamiento y cumpliera hace algún tiempo con su vida útil que era de 25 años, misma que se alargó por otros más. Muy responsable la actitud de nuestras autoridades al cerrarlo para pasar a su remodelación. 

Como usted sabe, me gusta acompañar mis columnas con algo de historia que las sustente y, en esta ocasión; la misma fue relatada por una de las personas que se atrevieron a pensar en que la capital contara con un Teleférico, el señor José Bonilla Robles.  

Comenta don Pepe que cuando el general Pámanes andaba en campaña para la gubernatura del estado, lo acompañaba como maestro de ceremonias y le hacía algo de la publicidad de campaña. Como sabemos, el general Pámanes fue gobernador e invitó a  Bonilla como su director de Turismo. 

Si bien no era un tema que dominaba en aquellos años -comenta don Pepe- pedí sugerencias a personas de lo que se podía hacer para hacer de Zacatecas una ciudad turística real. La idea del Teleférico se la debemos a don Federico Sescosse quien le sugirió al señor Bonilla su construcción, idea que el general aceptó inmediatamente. 

A pesar de que para algunos compañeros del gabinete de aquellos años era imposible, se aferraron al sueño y comenzaron las gestiones para sacarlo adelante faltándoles una sola cosa, recursos.

Cuando López Portillo era presidente del país, hacía giras por los estados para revisiones del trabajo realizado y en una de ellas Zacatecas fue distinguido. Como era de esperarse, se le presentó al presidente el proyecto y quedó convencido instruyendo al secretario de Turismo de la época Rosel De La Lama a que se apoyara con la realización del proyecto. 

Nuestro estado consiguió un préstamo de Fonatur por 7 millones de pesos para la construcción del mismo y en 1979 el sueño era una realidad, se inauguró en Zacatecas el primer Teleférico de México. 

Cabe mencionar que en este periodo de gobierno se habilitó también la Mina del Edén para el turismo y se comenzó con la construcción de las instalaciones de la feria estando en la mira del gobierno, poder hacer una feria similar a la de Aguascalientes. Que increíble visión del gobierno estatal de aquella época, estoy seguro que jamás se imaginaron estar creando dos de las principales atracciones del estado. 

Como el tiempo no perdona, hace algunos años esta atracción cumplió con su vida útil y se debió pensar en actualizarlo o modificarlo. Para no entrar en detalles y después de una y mil maniobras, permisos, críticas y lo que se le ocurra, el Teleférico a partir de hoy sábado renueva sus servicios para el público en general. 

Se cuenta actualmente con más canastillas donde una de ellas está equipada con el piso de cristal para que pueda disfrutar de una experiencia diferente. La accesibilidad con la que cuenta es total y puede subir cualquier persona sin importar su estado. Si está interesado en la visita esta primera semana el recorrido será gratuito. 

No sabe usted el beneplácito que siento al ver nuevamente las canastillas surcando el cielo azul de la capital. 

La vuelta sigue siendo la misma, del Cerro de la Bufa al Cerro del Grillo o viceversa. La  distancia es de un poco más de 600 metros y la altura en la que usted viaja es cercana a los 80 metros. Usted hará de punto a punto solo 6 minutos y tendrá en ese tiempo la mejor vista del centro histórico capitalino. Si ya había hecho este recorrido le recomiendo lo vuelva a hacer y siéntase orgulloso de ser zacatecano. 

Por si esto fuera poco, nuestro Cerro de la Bufa fuera de ser testigo mudo de una muy importante tajada de historia, cuenta con un museo muy interesante y la cámara oscura entre otras cosas que le aseguro, harán de su visita algo memorable. Realmente vale la pena como locales, subir y vivir las experiencias que este lugar ofrece. 

Qué bueno que el compromiso turístico de nuestro gobernador siga vigente, ojalá cuidemos lo que se hace por nosotros y promovamos a Zacatecas como se merece. Es importante mencionar el peso del turismo en la economía de la capital, por lo que lo invito a que lo cuidemos, nada nos cuesta ser amables y dar el trato que los turistas se merecen. 

Finalmente solo me resta agradecer a don José Bonilla Robles y al general. Pámanes por su visión al dejarnos este legado turístico que valoramos mucho, estoy seguro que cuando lo pensaron nunca se imaginaron lo que representaría para la industria sin chimeneas actualmente. 

También felicitarles por el premio Antena otorgado por la Cámara de Radio y Televisión a personas con una trayectoria singular en este medio de comunicación. Sin duda el amor a su estado y su dedicación constante lo ponen como un referente del empresariado Zacatecano. Enhorabuena.