Vecinos de la Roma tachan de 'ilegal' demolición de edificio 
×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Sismo en México
Vecinos de la Roma tachan de 'ilegal' demolición de edificio
Excélsior
~
14 de Febrero del 2018 11:52 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Excelsior / Los vecinos dicen que el dictamen fue por una inspección ocular, no se realizaron estudios técnicos.

CIUDAD DE MÉXICO.- Un grupo de damnificados del edificio ubicado en la esquina de las calles de Toluca y Tehuantepec, en la colonia Roma Sur, afirman que la demolición que se ordenó con base en un dictamen del Instituto para la Seguridad de las Construcciones es ilegal, pues está basado en una inspección ocular y no en estudios técnicos.

“Al doctor Renato Berrón Ruiz –director del instituto le preguntamos, ¿con base en qué determinó el alto riesgo de colapso? Y dijo que fue basándose en una inspección ocular.

“Esto nos lo dijo en una reunión ante personas de la comisión de reconstrucción, del gobierno central y vecinos que nos reunimos con él en el instituto”, dijo a Excélsior María Luisa Hernández Hernández, habitante del edificio.

Tanto Hernández Hernández como Verónica Ovando, exadministradora del edificio, explicaron que la persona recomendó demoler el inmueble fue el doctor en ingeniería, Óscar Manuel González Cuevas.

“Al parecer fue una eminencia –en construcciones-, muy prestigiado en su tiempo, pero coincide con que es vecino de esta calle, está molesto por el cierre de vialidades”, dijo Ovando.

Los residentes del edificio, pagaron dos estudios en octubre de 2017: uno realizado por un Director Responsable de Obra, y otro por un Corresponsable de Seguridad Estructural. Ambos señalaban que, aunque el inmueble tenía daño estructural, era factible su reparación.

“El estudio que hizo el DRO decía que había daño estructural, pero el edificio era rescatable.

“Costaría entre 12 y 15 millones de pesos la reparación, pero la autoridad dijo: ‘¿Ustedes con qué dinero van a reconstruir? Asumieron desde el inicio una actitud de demolición”, afirmó Ovando.

Hernández Hernández, comentó que, en una reunión con Elsa Amalia Castellanos López, Directora General de Concertación Política y Atención Social y Ciudadana, de la Secretaría de Gobierno, en enero pasado, observó la misma actitud.

La funcionaria preguntó: “¿Por qué algunos de los vecinos se habían negado a recibir la notificación de demolición?"

"Y nos advirtió que no fuéramos a ampararnos contra la demolición, pues ‘ningún juez les va a conceder el amparo”, recordó Hernández Hernández, cuya hermana y madre, tienen sendos departamentos en el edificio. Por su parte, Ovando ya solicitó un amparo contra la demolición.

Aunque al principio la Comisión para la Reconstrucción les informó a los vecinos que la demolición sería antier, después les informaron que ayer y hoy (12 y 13 de febrero) podrán sacar muebles pesados. Al parecer la demolición está programada para el jueves.

El Instituto envió un comunicado, donde señala que “el inmueble sufrió desplazamientos debido al tipo de estructuración, al no contar con contraventeos ni muros de cortante, situación que generó que los muros de mampostería de los cubos de elevador y escaleras resultaran con fracturas y grietas diagonales”.

Y que el dictamen ISCDFDG-2017-1241, emitido el 24 de octubre del 2017 por el instituto, establece que los daños implican que el edificio está en alto riesgo de colapso.