×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



El tabarete
Pagar para tocar
Alejandro Castañeda
~
11 de Enero del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / La escena local se ve limitada a causa de promotores que buscan lucrar más que impulsar al talento.

Después de unas vacaciones imaginarias nos volvemos a leer en este Tabarete, que abrimos nuevamente con la fiel convicción de incomodar y entretener.

En esta ocasión hablaremos de una práctica que ha llegado a Zacatecas procedente de galaxias chilangas, tapatías y regias, que desde hace algunos años es impulsada por promotores “visionarios” que más que ayudar, están dañando a la escena alternativa local.

Y es que en los últimos alientos del año pasado hubo eventos donde agrupaciones foráneas de “renombre” visitaron Zacatecas, y a las bandas locales les ofrecieron ir de gira con ellos a cambio de una módica cantidad o los ponían a vender boletos, más a fuerzas que de ganas.

Todo para cumplir con una cuota, no perderle al evento, que ya no exista ese arriesgue de antañó y las súper bandas que vienen de fuera siempre ganen, aunque esto implique que los locales pierdan.

Y no solo pierden dinero, que bien podrían invertir en instrumentos, una sala de ensayo, una grabación o mercancía para la autogestión del proyecto, sino que también pierden la dignidad.

Y digo esto porque primero se quejan de estas prácticas y luego van y piden un espacio sobajándose a la venta de cierto número de entradas que al final van a comprar su grupito de amigos, sus novias o novios, y hasta sus papás.

Quienes realizan esto piensan como “empresarios”, no tienen respeto por la escena y mucho menos amor al movimiento.

 Se entiende que se le tiene que ganar, pero una cosa es sacarle y otra es el lucrar con las ganas de los músicos por figurar.

Nos ha tocado estar en ambos lados, de músicos y de promotores, y creemos que siempre debe haber un respeto y trato digno, por lo que desde aquí hacemos un llamado a todos los músicos nuevos, porque los viejos ya se la saben, a que no se dejen engatusar.

Quien quiere hacer crecer al movimiento musical alternativo son los músicos y no las promotoras gandallas.

Ojalá no nos veten de sus cotorreos y nos sigamos leyendo este 2018 en este Tabarete que se mantiene abierto, aunque pocos lo visiten.