×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Historia documental de Zacatecas
No al terreno del nuevo hospital
María Auxilio Maldonado Romero
~
09 de Enero del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Edificio en el Cerro del Calvario (izc) en donde se inició la construcción y no fue autorizada.

En sesión ordinaria de la Asamblea Municipal del 5 de octubre de 1889, se trató la inviabilidad de la construcción del nuevo hospital en terrenos del Cerro del Calvario (actualmente se ubica el Instituto Zacatecano de Cultura).

Por considerarla en perjuicios de la salud pública, proponiendo que dicho tema se debería informar al Supremo Gobierno, quien parecería ya lo había consultado a los especialistas. 

Lo anterior trajo consigo varias manifestaciones de los presentes:

Algunos médicos opinaron que se construyera el hospital pero en la ciudadela, sin entender porqué se inició en el Cerro del Calvario. El Supremo Gobierno, no habría procedido con ligereza, pues el sitio designado presentaba obstáculos superables.

La Asamblea, antes de dictar una determinación, debería oír a los facultativos, pues una manifestación al Supremo Gobierno en contra del lugar designado para el hospital podría clausurar su construcción en su totalidad.

La inviabilidad no era por condiciones higiénicas del hospital, sino por la influencia que podría ejercer sobre la población. Por un lado las corrientes de aire dominantes para la ciudad que arrojarían lo que se desprendería del edificio sobre los habitantes de Zacatecas.

El edificio quedaría colocado dentro de la población y todas las materias fecales y purulentas pasarían en el arroyo por toda la ciudad, poniéndola en grave peligro sobre todo en tiempos de epidemia. 

Se atravesarían las calles para conducir al cementerio los cuerpos inertes a menos que abrieran al servicio el cementerio de Bracho.

Faltaba el agua en este lugar, elemento indispensable para un hospital.
No se deseaba hacer al gobierno una manifestación, sino que la Asamblea le indique los inconvenientes del terreno que se ha elegido, convenciéndolo con el axioma “Saber para prever” y “Prever para obrar”. 

Solicitar al Supremo Gobierno aclare a la Asamblea porqué optó por el Cerro del Calvario.

Conclusiones: 

La Asamblea nombró una comisión para que realice las observaciones al Supremo Gobierno por el bien público, con el fin de suspender los trabajos ya que no están tan avanzados, no provocar  mayores gastos y mediante estudio asignar otro terreno.

Dictamen de la comisión de salubridad:

Los comisionados para estudiar las condiciones en que se encuentra el terreno del “Calvario” en donde se construye el hospital manifiestan a la Asamblea lo siguiente: 

Primero. El terreno está en la parte Norte-Poniente de la ciudad y siendo los vientos en ella dominantes, según datos del ingeniero José A. y Bonilla, el Sur-Este y Sur-Oeste, el hospital recibirá las emanaciones de la ciudad. 

Segundo. El arroyo que atraviesa la población por su centro traería en sus corrientes todos los desperdicios del hospital,  infectando a su paso la ciudad. 

Tercero.  En el punto designado no hay agua, ni llegará a esa altura.

Cuarto. Por lo accidentado del terreno las salas quedarían hundidas, invadidas de humedad  y faltándoles ventilación. 

Según las observaciones se deben manifestar al Supremo Gobierno, suplicándole tomarlas en consideración, en beneficio de la salubridad pública. 

Zacatecas 26 de octubre de 1889. E. Lamicq. M. C. Aguilar. M. Torres. D. Pérez Lete. L. Dena. Enrique Carrillo, secretario.

AHEZ. Fondo: Ayuntamiento de Zacatecas. Serie: Actas de Cabildo. Caja: 24. Expediente 02.

*Directora del Archivo Histórico del Estado de Zacatecas